Pentágono continúa sin confirmar actividad extraterrestre, pero tampoco desmiente objetos voladores

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Los servicios de inteligencia de Estados Unidos no han encontrado evidencias de que los fenómenos aéreos presenciados por pilotos de la Marina en los últimos años sean naves espaciales extraterrestres, informan este jueves altos funcionarios de la Administración al periódico The New York Times.

Sin embargo, estos funcionarios tampoco han podido explicar la naturaleza o el origen de los movimientos inusuales avistados que han desconcertado a los científicos y al Ejército estadounidense, según los funcionarios que preparan un informe sobre este asunto.

El documento determina que una gran mayoría de los más de 120 incidentes ocurridos en las últimas dos décadas no tuvieron como origen programas secretos del Ejército estadounidense ni otra tecnología avanzada del Gobierno, dijeron los funcionarios.

Esa conclusión parece descartar la posibilidad de que los pilotos de la Marina que informaron de los extraños avistamientos pudieran haberse topado con programas que el Gobierno pretendía mantener en secreto, asegura el medio citado.

Este hecho es el único hallazgo concluyente del informe de inteligencia clasificado, que será presentado en el Congreso el próximo 25 de junio, dijeron los funcionarios.

Y aunque ese documento aportará algunas conclusiones firmes, las fuentes citadas por este medio admitieron que la ambigüedad de los hallazgos significaba que el Gobierno no podía descartar definitivamente las teorías de que algún fenómeno observado por pilotos militares podría ser una nave espacial extraterrestre.

El interés de los estadounidenses por los objetos voladores no identificados (ovnis, en español; ufos, en inglés) aumentó en las últimas semanas tras las declaraciones del expresidente Barack Obama en un programa de televisión de la cadena CBS y el anuncio de la publicación del citado informe gubernamental a finales de mes.

“Lo que es cierto y de hecho estoy hablando en serio aquí —dijo Obama— es que hay imágenes y registros de objetos en el cielo que no sabemos exactamente qué son”.

El informe admite que gran parte de los fenómenos observados siguen siendo difíciles de explicar, incluida su aceleración, así como su capacidad para cambiar de dirección o sumergirse, relata el periódico.

Una posible explicación es que los fenómenos podrían ser globos meteorológicos u otros aparatos usados en investigación, aunque esta teoría no se sostiene en todos los casos, dijeron los funcionarios. El informe final también incluirá un anexo secreto, agregaron.

También lee: ¡Así suena Marte! primer audio del viento y rayos marcianos 

Aunque no hay ninguna evidencia que concluya que los fenómenos son naves espaciales extraterrestres, las fuentes reconocieron que el hecho de que esta parte permanezca clasificada y fuera del alcance del público probablemente continuará alimentando la especulación de que el Gobierno tenía datos secretos sobre visitas extraterrestres a la Tierra.

Muchos de los más de 120 incidentes examinados en el informe son del personal de la Marina. El informe también examinó incidentes que involucraron a Ejércitos extranjeros durante las últimas dos décadas.

Los funcionarios de inteligencia creen que al menos algunos de los fenómenos aéreos podrían haber sido protagonizados por tecnología experimental de una potencia rival, muy probablemente Rusia o 

Y de hecho, existe preocupación en los servicios de inteligencia y los militares estadounidenses sobre el hecho de que China o Rusia pudieran estar experimentando con tecnología hipersónica, con velocidades de vuelo superiores a los 6,000 kilómetros por hora.

Con información de The New York Times y Efe.