VIDEO: Oso que vivió 12 años prisionero de un circo; enloquece al jugar en la nieve

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Napa, es un oso que pasó 12 años viviendo prisionero en la jaula de un circo que finalmente, terminó por abandonarlo. Pero afortunadamente fue rescatado y gracias a ello pudo conocer la libertad.

Aunque sufrió hambre y un encierro cruel, pues había sido dejado ahí, tan solo esperando su muerte, eso fue lo mejor que pudo haberle pasado, pues fue rescatado por Four Paws, una fundación internacional a la que sólo le interesaba su bienestar.  

Cuando sus rescatistas conocieron a Napa, él era un oso que simplemente no sabía cómo serlo, y se la pasaba recostado. Su cuerpo estaba débil, su salud era mala, vivía entre la suciedad y sus dientes estaban rotos de tanto morder los barrotes que lo aprisionaban.

Por suerte, sus rescatadores lo llevaron a un zoológico en Serbia en donde conoció, por primera vez, la libertad, aunque ésta fuera a medias. Ahí, comió frutas y aprendió cómo nadar y aunque fuera más feliz, por supuesto, que en su jaula, sus cuidadores sabían que ese no podía ser su hogar definitivo.  

Es así como decidieron convertirlo en uno de los primeros habitantes de una reserva en la que podría vivir en libertad y en la naturaleza sin ser descuidado. Sus cuidadores lo observaron convertirse en un oso de verdad que ahora sabía buscar comida, darse baños y ser independiente. 

Sin embargo, lo que más conmovió a sus protectores, según comentaron en un especial para The Dodo, fue la primera vez que nevó en la reserva, pues Napa pudo jugar y ser feliz como nunca lo había sido antes. 

En redes circula un video en el que se puede ver como ha cambiado su vida y lo feliz que es ahora.

También lee: Tigre escapa de casa en Houston y llena de pánico al vecindario