Mujer corre a niño de 12 años por no poder pagar “cuota”

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Una mujer que explotaba a un menor de 12 años de edad corrió al niño de su vivienda, luego de que no pudo cubrir la cuota mensual de 350 pesos, que ella le exigía para los gastos de alojamiento y alimentación.

De acuerdo con testigos, la mujer de 33 años, tenía cuatro años cobrándole una mensualidad al menor, quien tenía que vender jugos de naranja para tener dónde vivir en el municipio de Tecámac.

El niño fue rescatado por las autoridades, luego de pasar por severos maltratos de una mujer desde hace cuatro años.

Te podría interesar: Por pasajero agresivo, avión de Air France aterriza de emergencia

Además de que le pedía dinero extra si quería hacer uso de otros ‘servicios’ como utensilios para comer o beber agua.

En caso de querer bañarse, el niño tenía que pagar, para que se le permitiera hacerlo, pero únicamente con agua fría, por lo que pidió ayuda a una vecina porque no tenía dónde vivir.

Vecina auxilia a niño sin techo

Una de las vecinas denunció los abusos de la mujer, quien fue detenida, mientras que el menor quedó bajo el resguardo del DIF municipal, donde fue diagnosticado con el síndrome del niño maltratado.

Te puede interesar: VIDEO Guardias de Mundo E golpean a niño que vendía dulces

El menor declaró ante las autoridades que es procedente de Veracruz, donde vivía con su familia y su hermano de 16 años, quien también trabajaba para cubrir sus gastos.

El niño fue rescatado por las autoridades, luego de pasar por severos maltratos de una mujer desde hace cuatro años.

El síndrome del niño maltratado es una forma grave de maltrato infantil consecuencia de violencia doméstica.

Esto constituye una entidad pediátrica y médico-legal que se acompaña de daño físico o psicológico inferido a un niño mediante agresiones reiteradas, provocadas por uno o más adultos que están a cargo de la víctima.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo ha considerado como un problema de salud pública a nivel mundial, debido a que cada día tiene un mayor impacto a nivel mundial.

Hasta julio de 2020, durante un año se reportaron dos mil 947 casos de violencia infantil en el Estado de México y 64 niñas y niños que fueron rescatados o ingresados a algún albergue del DIFEM.