Muere joven de 22 años por Covid mientras esperaba lugar en el hospital

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Una joven de 22 años murió por Covid-19 mientras esperaba en el suelo poder ingresar a un hospital de la ciudad de Santa Fe, Argentina, cuyo caso fue viralizado por sus padres.

“La gente no entra en razón de lo que está sucediendo. Muchos dicen que todo esto [la enfermedad] es mentira”, expresó Alejandro Arreguiz, papá de Lara, la joven cuya imagen, recostada sobre el suelo, se viralizó tras conocerse que murió por Covid-19.

El hecho conmocionó a la sociedad de Argentina, pues es un reflejo de la situación que se vive en la nación sudamericana con la pandemia de Covid.

Lara Arreguiz tenía 22 años y su caso, más allá de que poseía una enfermedad preexistente, (diabetes), demuestra cómo la pandemia golpea por su virulencia a las personas y a los sistemas de salud.

Y eso es lo que sus padres, Alejandro y Claudia Sánchez, quisieron expresar al ser consultados por diferentes medios acerca de lo ocurrido.

Te puede interesar: Revisa en dónde están ubicados los macroquioscos para detectar Covid en CDMX

Lara abrazando un ternero, junto a su perro, con amigas, siempre sonriente, son algunas de las fotos que se pueden ver en la cuenta de la joven que estudiaba Ciencias Veterinarias en la Universidad Nacional del Litoral (UNL), y que era voluntaria de la organización “S.O.S. Caballos” en la ciudad de Santa Fe.

El hecho conmocionó a la sociedad de Argentina, pues es un reflejo de la situación que se vive en la nación sudamericana con la pandemia de Covid.

Pero la imagen que eligieron Alejandro y Claudia para contar lo que ocasiona la pandemia del coronavirus y denunciar la falta de camas en los hospitales, fue la de su hija recostada en el suelo de un centro de salud de Santa Fe, mientras esperaba ser atendida el día en el que se sentía muy mal, no podía respirar bien, sentía cansancio y tenía fiebre.

“Cuando te toca en carne propia hay que vivirlo y es lo peor que te puede pasar estar de hospital en hospital con un ser querido y no tener una cama o un médico que te ayude. Espero que lo que nos pasó sirva para concientizar a la gente, que esto le puede pasar a cualquiera”, dijo  su padre al medio local Info Mercury.

Te puede interesar: Complica “hongo negro” recuperación de sobrevivientes del Covid en India

En tanto, su mamá, desde su cuenta de Facebook aseguró: “Lara tuvo una cama muy tarde. Por falta de empatía, sentido común y profesionalismo. Anduvimos de acá para allá más de dos días para tenerla. Y a la terapia pasó en los últimos momentos. Ella era paciente de riesgo y debía ser prioridad en la atención. Los médicos hacen un juramento y acá no lo cumplieron”.

Lara, que vivía en Esperanza, a 45 kilómetros al oeste de la ciudad de Santa Fe, comenzó con síntomas de Covid-19 el  jueves 13 y avisó a sus padres quienes la llevaron al centro de salud Protomédico en la capital provincial.

Allí la sentaron en una silla de ruedas porque no había camas, contó Alejandro. Le realizaron estudios que determinaron que tenía pulmonía bilateral.

El hecho conmocionó a la sociedad de Argentina, pues es un reflejo de la situación que se vive en la nación sudamericana con la pandemia de Covid.

Entonces le hicieron nebulizaciones, le dijeron que volviera a su casa y le dieron turno tres días después para que se hiciera un hisopado. Pero cómo se sentía aún mal, sus padres decidieron llevarla al Hospital J.B. Iturraspe, donde durante la espera Lara se descompensó y cayó al suelo. Como aún no podía ser atendida porque estaba muy lleno, se recostó en el suelo.

“Ella se sentó muy descompuesta y me decía que se iba a desmayar. Se puso a llorar y la hicieron ingresar a la enfermería y después otra vez a esperar en un pasillo. Me dijo que se quería acostar, y se acomodó en el piso y yo le puse una chamarra. Esa es la foto que circuló”, dijo Claudia en diálogo con Radio Con Vos.

“Ahí fue cuando un médico o enfermero que pasó, la levantó y se la llevó a la guardia. Ahí le administraron oxígeno y se calmó. Pero nos dijeron que no había camas, así que estuvo hasta las 9 de la noche en la guardia y después la llevaron a la parte antigua del hospital, donde había una cama para ella”, explicó el padre.

Más adelante, solo su padre la visitaba ya que Claudia había sido internada también con Covid.

“El jueves 20, me mandaron mensaje desde el hospital preguntando si no quería ir a verla un ratito. Me pareció raro. Fui, y cuando arribé, estaba muy mal, con una máscara de oxígeno. Me miraba y me hacía señas de que estaba ahogada. Me quebré, no podía verla así. Me fui, pero al llegar a mi casa avisaron que Lara había pasado a terapia y que la habían intubado. Pero a las 3 de la mañana del viernes nos avisaron que falleció”, agregó Alejandro.

JGR