Degüella joven a sujeto que ultrajó a su hermano menor

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Richard “R” asesinó a su amigo después de que lo hallará tocando indebidamente a su hermano menor, el hecho se registró en Perú.

De acuerdo con las autoridades, se reportó la desaparición de Kevin “N” de 28 años de edad desde diciembre del año 2020, sin embargo, este martes al ser detenido, Richard “R” de 18 años, confesó el homicidio.

“Lo hice por tocamientos indebidos, por que tocó a mi hermano”, confesó el joven a la Policía Nacional de Perú.

Richard “R” asesinó a su amigo después de que lo hallará tocando indebidamente a su hermano menor, el hecho se registró en Perú.

Según la declaración de Richard, el 27 de diciembre se reunió con Kevin para ingerir bebidas alcohólicas; en el transcurso de la reunión al pedirle prestado el celular a su entonces amigo, el joven descubrió el abuso al que era sometido su hermano por parte de Kevin.

“Le pedí su celular y en su galería encuentro un video haciéndole tocamientos indebidos a mi hermano”, dijo Richard ante los detectives de la División de Investigación de Homicidios.

Puede interesarte Complica “hongo negro” recuperación de sobrevivientes del Covid en India

De acuerdo con lo narrado joven, su coraje fue tanto que decidió amarrar a Kevin a una silla con cadenas y sogas para poder inmovilizarlo, para finalmente cortarle el cuello. Con ayuda de familiares y amigos, desaparecieron el cuerpo.

Cabe mencionar que Richard fue detenido junto con sus cómplices, entre ellos, un menor de edad.

Richard “R” asesinó a su amigo después de que lo hallará tocando indebidamente a su hermano menor, el hecho se registró en Perú.

Tras la desaparición de Kevin, los familiares de la víctima continuaron buscándolo con ayuda de las autoridades, hasta que, de la mano de la Unidad especializada y la Unidad Canina PNP, pudieron ubicar los restos quemados de Kevin, escondidos en el cerro Centinela, en Lurín.

Luego de la confesión, tanto Richard, como sus cómplices, se encuentran detenidos en espera de que las autoridades determinen el cargo correspondiente.

LM