Así serán las próximas ciudades en la luna

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Como parte de una iniciativa para demostrar  la viabilidad de montar ciudades en la luna, la Agencia Espacial Europea (ESA) impulsó un programa para demostrar el posible establecimiento de asentamientos humanos.

El hábitat, diseñado por la firma de arquitectura Skidmore, Owings & Merrill, consiste una estructura semi-inflable de cuatro pisos de altura.

Las ciudades podrían ser desmontables, además de contar con enormes rascacielos.

La estructura esta diseñada para acoger a cuatro astronautas durante aproximadamente un año.

El proyecto, presentado en la Bienal de Arquitectura de Venecia, muestra una visión de lo que podría ser un asentamiento humano en un entorno extraterrestre.

Te podría interesar: 5 asteroides se acercan a la Tierra, revela la NASA

Sus creadores la definen como la propiedad inmobiliaria más deseable del Sistema Solar.

 Aún es un proyecto, pero en cualquier portal de compraventa de inmuebles se la podría definir como: bonita casa de cuatro pisos ideal para acoger a cuatro astronautas durante unos 300 días al borde de un acantilado con inmejorables vistas a la Tierra.

El acantilado es, en realidad, el borde del cráter Shackleton, en el polo sur de la Luna y, como reza la máxima del mercado inmobiliario: “Location, location, location”, la ubicación es importante.

Las ciudades podrían ser desmontables, además de contar con enormes rascacielos.

“Situar la propiedad en el polo sur de nuestro satélite otorgaría a sus propietarios, o inquilinos, las ventajas de contar con luz solar casi continua, necesaria para producir energía; acceso a zonas de sombras en el interior de los cráteres cercanos de las que extraer agua congelada; y, por supuesto, unas magníficas vistas de la Tierra en todo momento. Además, la ubicación elegida protegería a los astronautas de las temperaturas extremas de los días y las noches de dos semanas de duración que se registran en otras zonas lunares”, expresaron sus impulsores.

El concepto de casa lunar que la Agencia Espacial Europea, en colaboración con el estudio de arquitectura Skidmore, Owings & Merrill, exhiben en la 17ª Exposición Internacional de Arquitectura de La Bienal de Venecia, lleva en desarrollo desde 2018. 

El diseño consiste en una estructura de carcasa semi-inflable ideada para ofrecer la mayor proporción posible de volumen en relación a la masa de la estructura. El hábitat llegaría plegado a su destino en la Luna y una vez allí se hincharía hasta alcanzar aproximadamente el doble de su tamaño original.

Te puede interesar: Agua hallada en la Luna no es fácil de ser utilizada, afirma astrobiólogo de la UNAM

La firma SOM, responsable de algunos de los rascacielos más altos del mundo, ha colaborado con la ESA y ha implicado en el diseño a expertos como el astronauta retirado de la NASA Jeffrey Hoffman, ahora profesor en el Departamento de Aeronáutica y Astronáutica del MIT, que asesoró a los arquitectos sobre las condiciones de habitabilidad necesarias en una casa lunar basándose en su experiencia viviendo y trabajando en el espacio.

JGR