Ante el cierre total de antros y bares por repunte de contagios, la Zona Rosa no se detuvo

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Trabajadores bajaron las cortinas metálicas media hora antes de las 22:00 horas del viernes, pero eso no impidió las aglomeraciones en esta área. 

Durante la conferencia de prensa del viernes 13 de noviembre, el Gobierno capitalino echó para atrás la reapertura de bares y antros, ordenó el cierre por el alza en las hospitalizaciones por Covid-19.

Algunos capitalinos apresuraron el trago mientras los meseros limpiaban rápidamente mesas, retiraban los servicios y cerraban cuentas.

 A las 22:00 horas, los empresarios de este sector habían apagado las luces, no había música, pero la gente no paraba de arribar a la Zona Rosa en busca de un lugar que incumpliera con las medidas y clandestinamente permitiera el acceso.

“Algunos ebrios se toparon a su paso con dos sudamericanos provenientes de Venezuela, quienes sobre la calle de Génova instalaron dos bocinas, un micrófono y un celular para reproducir música salsa”, informó El Universal.

“Primero fue una pareja quienes abrieron pista. Eso impulsó a otros más para que en la siguiente canción sacarán sus dotes”, agregó.

Una hora después del cierre de los bares, la fiesta continuó en Génova, en un baile de barrio popular, con bebidas alcohólicas sobre el piso, pese al llamado de las autoridades de salud a evitar eventos masivos.

JRA