Inicia en México el tráfico de vacunas falsas

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Seis personas fueron detenidas en Nuevo León, por presunto tráfico de vacunas falsas contra el Covid-19, informaron las autoridades. Los sospechosos ofrecían las vacunas por más de 41 mil pesos (aproximadamente 2 mil dólares) la dosis

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) dijo que los arrestos fueron realizados el miércoles 17 de febrero, aunque no precisó qué clase de dosis falsas estaban involucradas ni si habían sido puestas a la venta.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dijo que las dosis falsas fueron presentadas como vacunas contra el Covid-19 desarrolladas por Pfizer, que únicamente están disponibles en México a través de los equipos de vacunación del Gobierno federal.

Te puede interesar: Desmiente Laboratorio del Chopo venta de vacunas Pfizer contra Covid-19

La Secretaría de Salud (SSa) agregó que las vacunas falsas de Pfizer y BioNTec eran ofrecidas en venta en la clínica “Spine Clinic by Imperio”, ubicada en Monterrey.

“Con la salud no se juega y no se debe lucrar en estos momentos de pandemia”, mencionó Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad Pública.

Las autoridad también han advertido sobre la venta de vacunas falsas en internet.

Con este caso de tráfico ilegal, existe el temor de especialistas de que las organizaciones criminales de México podrían tratar de robar o falsificar las cotizadas vacunas o medicamentos durante la pandemia de coronavirus. Aunque los robos de medicamentos y de tanques de oxígeno medicinal han sido de conocimiento público, este es el primer caso de actividad delictiva relacionada con las vacunas contra el SARS-CoV-2.

Hasta ahora, México ha administrado poco más de un millón de dosis del medicamento contra el Covid-19, pero no ha vacunado por completo a sus 750 mil trabajadores de salud de primera línea.

En medio de esta situación surgió también una polémica luego de que muchos equipos de vacunación del Gobierno federal empezaron a tomar fotografías de las personas de la tercera edad, lo que junto con el hecho de que la gente tuvo que mostrar su identificación oficial para que les pudieran administrar las dosis, provocó críticas pues en México es una práctica común para presionar a los votantes.

Por ello, López-Gatell afirmó que los equipos de vacunación no deben tomar ese tipo de fotos y agregó que la gente estaba en su derecho de rehusarse a que se las tomaran.

ic