Respalda Sheinbaum a García Harfuch ante acusaciones de vínculos con el narco

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum respaldo a Omar García Harfuch, luego de que se le acusara de tener vínculos con el narco y aseguró que el trabajo del funcionario habla por sí mismo.

El titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CDMX, fue señalado de recibir USD 200,000 por parte de Guerreros Unidos, según la declaración del testigo protegido en las investigaciones de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ante Fiscalía General de la República (FGR).

“Nosotros confiamos en el secretario de Seguridad Ciudadana. Cuando invitamos a Omar García Harfuch a ser parte del gobierno, hicimos todas las consultas […] y siempre tuvimos información de que su trabajo hablaba por sí mismo y que no había nada en contra del secretario. Confiamos en el trabajo que ha hecho, porque lo ha demostrado. En el gobierno de la Ciudad nunca hemos hecho ni haremos pactó con criminales”, señaló la jefa de Gobierno capitalina.

En la conferencia de prensa de este jueves 21 de enero, Sheimbaum refirió que en el pasado sí se realizaban acuerdo con grupos criminales y puso como ejemplo el caso de Genaro García Luna, quien fue secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón (2006-2012) y “hay órdenes de aprehensión contra quien fue secretario del Instituto de Vivienda y Seguridad Pública (Raymundo Collins). Eso habla de la corrupción que había antes. Jamás se hará ningún tipo de pacto con las organizaciones criminales”. 

Las acusaciones en contra del actual titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CDMX, llegan después de que “Juan”, testigo protegido en las investigaciones en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, declaró en la Fiscalía General de la República (FGR) que García Harfuch “era parte del grupo Guerreros Unidos, pues recibía dinero de nosotros, esto en el año 2014” y recibía al mes USD 200,000 para permitir el trasiego de droga, dicha información fue publicada por el diario Reforma.

Temas relacionados: García Harfuch recibía 200 mil dólares mensuales de Guerreros Unidos

Hay que recordar que entre el 2013 y 2014, Omar García se desempeñó como coordinador estatal de la Policía Federal en Guerrero y fue cuando sucedió la desaparición de estudiantes de la Escuela Rural Isidro Burgos en Ayotzinapa, lo cual aconteció entre el 26 y 27 de septiembre del 2014, en Iguala, Guerrero.

Fue en una entrevista para W Radio, que García Harfuch negó “cualquier vínculo de hoy y de hace seis o siete años, con cualquier organización delictiva. Lo que hemos trabajado desde que inicié en la Policía Federal y después en la Procuraduría General de Justicia hasta la fecha, creo que los resultados hablan por sí mismos”.

Claudia Sheinbaum respaldo a Omar García Harfuch, luego de que se le acusara de tener vínculos con el narco y aseguró que el trabajo del funcionario habla por sí mismo.

Añadió: “Por lo que leo en la nota de Reforma es un delincuente que se vuelve testigo protegido, es un delincuente que es parte de este grupo […] Sabíamos quiénes eran las cabezas de los grupos delictivos, hace seis o siete años”.

El funcionario fue cuestionado si conoce a Gildardo López Astudillo, alias Gil, y quien ha sido identificado como uno de los líderes del grupo criminal Guerreros Unidos, persona que ha sido señalada por ser el testigo protegido. “Negamos vínculo con cualquier grupo y más del dicho de un delincuente, es un absurdo”.

Por otra parte, la periodista Anabel Hernández indicó en septiembre del 2020 que García Harfuch tuvo un papel clave en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. “Antes y después de Ayotzinapa él era el único y total responsable de lo que hacía o no hacía la Policía Federal en Guerrero”.

También lee: García Harfuch es parte de la estructura corrupta de García Luna en la SSP.- Anabel Hernández

Y comentó que el nombre del jefe policiaco apareció en el agenda de Sidronio Casarrubias, líder del cártel de Guerreros Unidos, grupo criminal que habría desaparecido a los 43 de Ayotzinapa.

El funcionario reprobó los exámenes de controles de confianza, en particular a la vinculación con la delincuencia organizada, que le fueron realizados entre 2011 y 2012, de acuerdo con un informe de Asuntos Internos de la Policía Federal al que tuvo acceso la periodista.

Explicó que fue una situación por la que debió ser removido, como ha sucedido en otros casos, “porque los exámenes de control de confianza son practicados para que una persona incapaz o que una personas involucrada con el crimen organizado esté a cargo de la seguridad de los ciudadanos”.

Compartir

Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Noticias relacionadas