Revelan bitácora del Feminicida serial de Atizapán donde describía sus crímenes

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

A más de una semana de la captura de Andrés “N”, feminicida serial en el municipio de Atizapán de Zaragoza, en el Estado de México, se difundieron fotografías de lo que parece ser una bitácora de los crímenes que hizo por más de 20 años cometía.

El periodista Carlos Jiménez compartió una hoja en la que, escrita a puño y letra por el asesino, describe la fecha y hora en la que mataba a sus víctimas, además anotaba el peso y detalles las partes del cuerpo de cada una de ellas, tras descuartizarlas. 

Te puede interesar: Esta es la forma en que operaba el “Monstruo de Atizapán” para matar a sus víctimas

“17 de diciembre 94. A las 5 de la mañana pasó a otra vida”, se puede leer en una de las notas del asesino. “Edad 28 años, vive en Cuautepec, calle González, manz. 21… cabeza 4.5 kilos, páncreas, hígado, corazón, 4 kilos; cada pierna pesa 25 kilos, por las dos… costillas, brazo derecho 14 kilos; costilla y brazo izquierdo pesa 17 kilos; busto 1 kilo y medio cada una”, se lee en el documento que está en manos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM).

Revelan bitácora del Feminicida serial de Atizapán donde describía sus crímenes
https://twitter.com/c4jimenez/status/1397592223538204676

Con ese registro de la libreta, que data de 1994, el delincuente pudo haber iniciado la masacre desde hace más de 26 años.

Los apuntes del feminicida serial han ayudado a la FGJEM para investigar los crímenes que cometió Andrés “N” e identificar a las víctimas, para buscar la pena máxima para este sujeto de 72 años.

Leer más: Reyna, Rubicela y Flor, las posibles víctimas del feminicida serial de Atizapán

Los peritos que trabajan en la búsqueda de evidencias en su casa, ubicada en la calle Margaritas, de la colonia Lomas de San Miguel, también localizaron fotografías instantáneas que el sujeto capturaba después de asesinar a sus víctimas; así como videos de él mismo al momento de descuartizarlas en su sótano.

Su casa, una habitación construida bajo su recámara y conectada por una escalera de madera, era donde el feminicida serial mutilaba a las mujeres y después sepultaba en el patio donde se han encontrado más de mil 500 restos humanos.

El delincuente pudo haber iniciado la masacre desde hace más de 26 años.

En su vivienda también guardaba partes de cuerpo y órganos que presuntamente se comía, mientras que otros más los conservaba, como cabelleras y rostros de mujer, así como maquillaje, ropa y otros objetos personales de sus víctimas.

Seguir leyendo: Monstruo de Atizapán: enterraba restos de víctimas en el sótano de su casa

De acuerdo con información extraoficial, Andrés “N” cometió alrededor de 20 a 30 feminicidios, en la última década. El juez que lleva el caso fijó un plazo de tres meses de investigación complementaria y prisión preventiva en lo que se dicta sentencia.

Hasta el momento, las autoridades mexiquenses han identificado a cuatro personas como víctimas del feminicida serial, por lo que realizan pruebas genéticas a cuatro familias para determinar si coinciden con las de sus mujeres desaparecidas.

AE