Presunto responsable de explosión en Salamanca es hijo de ex diputado

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El presunto responsable de la explosión de la bomba-regalo en Salamanca, Guanajuato, identificado como Eduardo Ramírez, es hijo del exdiputado local Baldomero Ramírez Escamilla y hermano de Romero Ramírez Flores, regidor perredista del ayuntamiento del Valle de Santiago.

De acuerdo con medios de comunicación, el sujeto nunca mostró interés por el mundo de la política como su familia, por lo que junto con su esposa Georgina “N”, quien también está involucrada en la bomba, se enfocó en el servicio de alimentos y bebidas en dos centros botaneros en Valle de Santiago, en donde tiene su domicilio.

Presunto responsable de explosión en Salamanca es hijo de ex diputado

En su busca de extender su actividad de servicios, el matrimonio estableció una sociedad con el empresario y gerente del Barra 1604, Mauricio Salvador Romero, por lo que le entregaron una suma millonaria de dinero para que los integrara como accionistas de dicho restaurante, pero las cosas no llegaron a buenos términos.

Leer más: Deja ataque con explosivos dos muertos en Salamanca (Video)

Según datos de la Fiscalía General del Estado (FGE) Eduardo y Georgina idearon, transportaron e hicieron detonar cerca de las 17:6 horas el explosivo el pasado domingo 19 de septiembre, afuera del restaurante Barra 1604. Si bien la bomba iba dirigida a Mauricio Salvador por el adeudo que tenía con ellos, en el hecho también murió el gerente del negocio, Mario Alberto Hernández Cárdenas, y cinco personas más sufrieron lesiones.

La dependencia señaló que es posible que en el trato no hubo un documento formal donde quedara asentada la aportación de los fondos y ni Georgina ni Eduardo fueron incluidos en la administración del local que fue ubicado en la avenida principal Faja de Oro, esquina con Insurgentes, colonia el Deportivo.

Cabe mencionar que Baldomero Ramírez Escamilla, padre de Ramírez Flores, fue diputado por el PRI en la quincuagésima novena Legislatura Constitucional del Estado de Guanajuato, y años después se incorporó al PRD, donde estableció una relación cercana con Hugo Estefanía Monroy, ex líder estatal de ese partido y exalcalde de Cortázar, quien fue asesinado en diciembre pasado.

Es importante señalar que en la actualidad, Ramírez Escamilla se encuentra alejado de la política.

AE