Llaman a poner fin al huachicoleo fiscal

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El contrabando de combustible que se está registrando en la zona norte del país, también conocido como ‘huachicoleo fiscal’ está generando reacciones que piden acciones para  poner fin a este ilícito que está generando grandes pérdidas económicas.

En este sentido, la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, comentó que esta práctica no les permite recaudar alrededor de 20 mil millones de pesos, esto solo en el primer trimestre de 2021.

Por ello, la Coparmex se sumó a las voces que están pidiendo que las autoridades se coordinen y sumen esfuerzos para erradicar esta práctica, pues ya existen denuncias al respecto.

El huachicoleo fiscal, dijo a través de un comunicado, ha permeado en el mercado del diésel y ha ido avanzando en el de gasolina, perjudicando a las empresas que importan de manera legal.

“Desde Coparmex hacemos un llamado a las autoridades del sector energético, en especial a la Sener, al SAT y Aduanas para atacar, de manera directa, esta modalidad de huachicol de tipo fiscal, así como coordinarse con la SCT y con la FGR para realizar los operativos correspondientes y detener a vendedores y compradores responsables de crear un mercado ilícito de petrolíferos”, indicó.

Cabe recordar que la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados recibió una denuncia anónima que narra el modus operandi de una red que está evadiendo al fisco: aprovechando la facilidad con la que se otorgaron  permisos de importación de combustibles, las empresas ‘huachicoleras fiscales’ ingresan diésel y gasolina al país, pero lo hacen como aceites y lubricantes, con lo que no pagan ni el IEPS, ni aranceles. 

Este esquema de huachicoleo fiscal les permite ganar 8 pesos por cada litro de combustible, con lo que el SAT no estaría percibiendo 15 mil millones de pesos al mes, unos 20 millones de pesos cada hora. Asimismo, cobran IVA por algo que no pagaron y además de burlas a las autoridades fiscales, se aprovechan de los consumidores finales.

Las entidades afectadas por este contrabando de combustibles y huachicoleo fiscal son: Tamaulipas, Nuevo León, Chihuahua, Durango y Sinaloa, donde además de evadir impuestos, está afectando al mercado gasolinero de la zona.

PONER FIN HUACHICOLEO FISCAL

Al respecto, Coparmex indicó que participan personas físicas y morales que evaden el pago de impuestos en la importación de combustibles y venden productos a precios por debajo del mercado.

En este sentido, el SAT tiene identificado dos tipos de contrabando: el bronco y el técnico; el primero, indicó Buenrostro es que a través de la fuerza y violencia se permite el paso de camiones o pipas con combustible, mientras que el técnico es cuando hacen pasar el diésel por algún tipo de aceite.

Por último, la Coparmex recordó que la Ley Federal para Prevenir y Sancionar Delitos en Materia de Hidrocarburos y la Ley Nacional de Extinción de Dominio, señala que las empresas que adquieren combustible de origen ilícito incurren en el delito de posesión ilegal de hidrocarburos, tienen el riesgo de que les revoquen permisos, clausuren actividades y se les aplique sanciones privativas de la libertad.

Te puede interesar: Enfrenta gobierno federal dos formas de huachicoleo: evasión y robo