‘La Patrona’ y ‘Sobre amarillo: estas son las nuevas formas de fraude en la CDMX

Nuevamente el fraude conocido como “La Patrona” y “el sobre amarillo”,  se han detectado en los últimos días en diversos puntos de la Ciudad de México, siendo las empleadas domésticas las que quedan más expuestas. 

Este modelo de operación en las estafas la emplean cuando los dueños de un hogar no están, por lo que hay personas que ubican ciertas dinámicas y presencia de personas dentro del inmueble.

¿Cómo operan?

Desde marzo del 2019 el Consejo Ciudadano informó de esta modalidad de la extorsión telefónica que tiene por víctimas a trabajadoras del hogar.

“Fraude de la Patrona”

El  modus operandi de los delincuentes es llamar por teléfono y hacerles creer a las empleadas que su patrona o patrón, tiene una falsa emergencia o una situación de riesgo.

Comúnmente, recrean toda una escena a las empleadas domésticas en las que les aseguran que los dueños están encarcelados, en medio de una urgencia económica o detenidos (de ahí que esta clase de fraude se llame de la “patrona”),  por lo que deben negociar a través de videollamadas. 

Te puede interesar: Encabezan 7 estados denuncias por robo y fraude de tanques de oxígeno

Nuevamente el fraude conocido como "La Patrona" y "el sobre amarillo", se han detectado en los últimos días en diversos puntos de la Ciudad de México, siendo las empleadas domésticas las que quedan más expuestas.

Posteriormente, le piden a las víctimas que tomen todos los objetos de valor de la casa como joyas, relojes, así como dinero en efectivo, para entregarlos a los extorsionadores. Regularmente quienes las extorsionan se hacen pasar por intermediarios que les dicen que su empleadora está en una urgencia, como lo puede ser un choque o una detención.

 Incluso se han registrado casos donde los delicuentes se hacen pasar por policías. Al final, las víctimas entregan el dinero o las pertenencias reunidas en un punto a donde las dirigen los delincuentes.

De acuerdo con el Consejo Ciudadano en 2019 se registraron 131 casos y en 2020 se han 56 reportes de fraudes de la “patrona”. Se consuman un 30 por ciento de los casos, mientras que el resto suele terminar en tentativa. 

 “Sobre Amarillo”

Ahora bien, en este caso de este fraude, los delincuentes llaman a las personas del servicio para pedirles que busquen un sobre color amarillo, de ahí su nombre, por toda la casa.

Los extorisonadores inventan la existencia de este sobre amarillo para que sin perder contacto con la trabajadora del hogar, mantengan el control de la situación, pues ella va proporsionando información de la casa o departamento al pedirle que con el celular de la empleada tome una imagen, fotos o video de todo lo que ocurre adentro en lo que buscan el sobre. 

Como consecuencia de esta modalidad de fraude, los delincuentes obtienen datos personales de las familias y se investiga incluso presencialmente al sujeto que va a ser víctima del fraude.

Es por eso que las autoridades explican que la mejor manera de prevenir una extorsión, es no revelar información personal durante una llamada telefónica. Los extorsionadores manipulan a las víctimas para que estas, sin querer, vayan revelando datos de sus empleadores a medida que se desenvuelve la conversación. 

Por lo que, ante una llamada sospechosa, lo mejor siempre es colgar y verificar que las personas a quienes se refieren los posibles extorsionadores se encuentran bien.

AE

Compartir

Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Noticias relacionadas