Obligan a confesar y desenterrar cuerpo de víctima a presunto feminicida en Chiapas

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Un caso insólito se dio a conocer este fin de semana, cuando pobladores del municipio de San Juan Chamula en Chiapas, obligaron a un presunto feminicida a desenterrar y cargar el cuerpo de su esposa a quien había asesinado, para después ser presentado ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

De acuerdo con las primeras investigaciones, el sujeto identificado como Pedro “N” habría asesinado a su pareja Pascuala Díaz, una mujer indígena tzotzil, de 38 años, en un arranque de celos. 

Desde la mañana del pasado domingo 16 de mayo, la mujer fue vista por última vez en el paraje de Muquem, denunció su hermana ante la FGE que emitió la ficha de búsqueda para dar con su paradero.

Te puede interesar: Asciende a mil el número de restos óseos en la casa del feminicida serial de Atizapán

Obligan a confesar y desenterrar cuerpo de víctima a presunto feminicida en Chiapas
https://twitter.com/fernand17704066/status/1396536425231888386

Pese a que durante una semana, miembros de la FGE y sus familiares rastrearon en la zona buscando a Pascuala, pero fue el pasado jueves 20 de mayo cuando hallaron en un cerro cerca de su domicilio, encontrado lo que al parecer eran su prendas de vestir y un machete ensangrentado; por lo que las sospechas comenzaron a direccionarse sobre la pareja de la mujer. 

En las imágenes captadas que circulan en redes sociales, se observa a los enfurecidos habitantes de Chamula, quienes interrogaron al esposo de Pascuala en su lengua natal, que permanecía colgado de las manos con una soga amarilla; al caer en contradicciones confesó que la había matado y que tras cometer el crimen la había enterrado.

Ese mismo jueves 20 de mayo, la población lo llevaron descalzo por la noche y con un intenso frío, a la zona de la montaña donde Pedro “N” indicó haber sepultado los restos de Pascuala para que lo desenterrara.

Leer más: Policía encubierta, pieza clave para detener al feminicida de Tlalpan

Amarrado para que no se escapara, los habitantes lo hicieron excavar con sus propias manos para desenterrar a la mujer. Una vez con el cuerpo, lo obligaron a bajarla cargando sobre su espalda hasta llegar a la carretera y subirla a la góndola de una camioneta blanca.

Ante el hallazgo del cuerpo de Pascuala, la comunidad intentó lincharlo por su crimen, pero como en otros casos en Chiapas, le hicieron un juicio público en la cancha techada del paraje de Muquem  y luego fue entregado a las la Fiscalía General del Estado.

Hasta el momento se desconoce el proceso de Pedro “N”, pero el cuerpo de Pascuala ya ha sido reconocido y entregado este domingo a sus familiares para que le dieran sepultura.

AE