Nuevo fraude con modus operandi de la ‘Estafa Maestra’

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La Procuraduría General de la República (PGR) abrió una nueva carpeta de investigación por una denuncia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), sobre un posible fraude que ascendería a 100 millones de pesos cometido con la modalidad de La Estafa Maestra, es decir, a través de convenios firmados con universidades por servicios que estas no realizan y que terminan subcontratando con otras empresas, todo ello sin licitaciones de por medio.

La denuncia involucra dos convenios que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) firmó en 2015 con la Universidad Autónoma de Zacatecas; esto durante las últimas semanas de la gestión de Rosario Robles, ¡qué sorpresa!

Con este nuevo caso ya suman 18 las averiguaciones previas y carpetas de investigación que la Procuraduría General de la República inicia por presuntos fraudes y desvíos con la modalidad de La Estafa Maestra.

Sin embargo, ya no es de extrañarnos este tipo de fraudes, lamentablemente la corrupción impera en nuestro país y cada vez se vuelven más cotidianos.

La Sedesol entregó a la Universidad 222 millones 720 mil pesos por los dos convenios, pero dicho plantel solamente gastó (subcontratando indebidamente a terceros) 116 millones 489 mil pesos que realizaron el 100 por ciento del trabajo. En estas triangulaciones quedaron en el aire entonces más de 106 millones de pesos.

Con este nuevo caso entre la Sedesol y la Universidad de Zacatecas, el total llega a 18 denuncias penales presentadas por la ASF, por un monto que ya sobrepasa los 3 mil 100 millones de pesos.

Y la pregunta del millón: ¿Cuáles son las medidas que la justicia mexicana ha tomado en estos casos? Como era de esperarse, ningún caso ha sido enviado, hasta ahora, ante un juez federal y tampoco se ha procedido penalmente en contra de algún funcionario responsable.

¿Qué futuro nos depara si seguimos así?

Deja un comentario