Muere doctora tras ser detenida por policías de Hidalgo

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La doctora Beatriz Hernández Ruíz, de 29 años, falleció dentro de la galera de la presidencia municipal de Progreso de Obregón, Hidalgo, luego de ser detenida por policías estatales por un accidente vial, sin que la corporación justificara a su familia el motivo de su traslado.

De acuerdo con los primeros reportes, la egresada del Instituto Politécnico Nacional (IPN) colisionó con otro auto causando una carambola de cuatro vehículos, el pasado miércoles 9 de junio alrededor de las 18:00 horas.

Los testigos del choque grabaron el momento en el que tres Policías municipales, con lujo de violencia, la aprehendieron, la obligaron a subir a la patrulla y la trasladaron sin justificar a su familia el motivo.

Según el informe, los uniformados tomaron un tiempo para comer y cuando fueron a ver a la víctima, se percataron de que había fallecido. Policías estatales conocieron del hecho pasadas las 22:00 horas y acudieron a solicitar más información a la directora de Seguridad Pública municipal, quien negó mayores datos.

Por su parte, Proceso señaló que 15 minutos antes de su muerte, le permitieron verla a su padre y le pidió que la sacara de ahí, porque la habían golpeado. Sin embargo, cuando regresó y luego de intentar conocer los motivos por los cuales su hija estaba detenida, la encontró tirada, mientras el personal del área de retención primaria hacía maniobras de resucitación.

Te puede interesar: Doctora en clínica de Chiapas muere asfixiada; había denunciado abuso sexual

A través de un comunicado, el Gobierno Municipal de Progreso de Obregón, señaló que Beatriz Hernández presentaba “características físicas atribuibles al uso de sustancias” y que se suicidó dentro del área de detención primaria al colgarse “con un objeto en el cuello”.

En su versión, aseguraron que los funcionarios intentaron actuar para evitar lesiones mayores y que fue trasladada al hospital más cercano, donde, al llegar, se comunicó que ya no presentaba signos vitales.

“El Gobierno Municipal extiende sus sinceras condolencias ante la pérdida ocurrida y ratifica su compromiso para colaborar con las autoridades competentes para el esclarecimiento de los hechos”, se lee en el documento oficial.

En otro comunicado, el Gobierno municipal detalló que la mujer fue remitida a barandilla en presencia de su padre, quien se quedó a dialogar con ella y después fue a terminar algunos trámites, momento en el que la doctora “decide colgarse”. Asimismo, añadió que fue un guardia quien vio el hecho por una videocámara y acudió a su auxilio.

Por su parte, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) informó que investigará este hecho bajo el protocolo de feminicidio, dadas las circunstancias en las que se desarrolló, el testimonio de su padre y las evidencias con las que han contado hasta el momento.

“Se recibió notificación de una clínica de dicho municipio mediante la que se conoció del ingreso de una persona sin signos vitales que minutos antes fue detenida por la policía municipal de Progreso de Obregón e ingresada al área de retención primaria”, explicó en una tarjeta informativa.

La dependencia señaló que aunque ya se practicó la necropsia, los datos de investigación están bajo reserva.

Sus sus familiares aseveran que sacaron muerta a Beatriz de la galera, por lo que exigen a las autoridades que esclarezcan la causa del fallecimiento. Además, acusaron que en el ayuntamiento les negaron información sobre las causas por las cuales Beatriz había sido detenida, y les contestaron que tendrían información hasta que les informara el ministerio público. 

Asimismo, en un video que proporcionaron testigos de la detención, se muestra a la médica y a un grupo de agentes cuando buscan subirla a una unidad. Una de ellas tiene las manos en el cuello de Beatriz y le dice que sólo está haciendo su trabajo.

Proceso señaló que durante el accidente en que fue detenida, no hubo lesionados, sólo daños materiales. Incluso los testigos afirman que se bajó de su auto y comenzó a decir que era doctora con el fin de revisar si los afectados no tenían alguna posible lesión por el impacto. 

“De uno de los carros afectados se bajó una señora y se metió al carro de la chica y sustrajo un monedero y sacó lo que tenía adentro y se lo llevó. En ese momento se armó una discusión y llegó la policía, porque la chica se acercó a decirle a la señora que le regresara sus cosas.

“Los paramédicos, que llegaron en ese momento, sólo atendieron a la persona del otro auto, pero sin decir más la mujer policía empezó a tratar de someter a la chica, ahí comenzó el jaloneo entre ellas y dos oficiales varones”, relataron.

De igual manera, los testigos afirmaron que, dentro de la patrulla, Beatriz comenzó a sangrar del rostro. 

En tanto que fuente al interior de la fiscalía dio a conocer al mismo medio que el cuerpo se encuentra en Pachuca para una segunda necropsia, ya que la primera arrojó huellas dactilares en el cuello. 

Emmanuel Aldo Hernández Ruiz, identificado como hermano de Beatriz, convocó a una protesta con dirección a la procuraduría estatal para exigir justicia por este acontecimiento.

“Estamos a punto de salir para la procuraduría de Pachuca si alguien gusta unirse a nuestra causa y la causa de un feminicidio que nos compete a todos serán bienvenidos. BETY HERMANA NO ESTÁS SOLA”, redactó desde su perfil de Facebook alrededor de las 14:00 horas.

Mientras que colectivos feministas también se sumaron a las manifestaciones y aseguraron que se harían dos movilizaciones, una de ellas fue a las 19:00 horas de este jueves, desde las barandillas de Progreso hasta el jardín municipal; y la segunda se desarrollará este viernes 11 de junio, a las 16:00 horas, frente al palacio municipal de Progreso de Obregón.

AE