Exigen justicia para Naget, la joven a quien su pareja intentó matar y golpeó a su bebé

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Usuarios de redes sociales exigen justicia para Naget Abraham, una joven que fue víctima de un intento de feminicidio a manos de su esposo, identificado como Eduardo Alfonso “N”, quien también golpeó y lastimó el rostro de la bebé de tan solo 7 meses que ambos tienen en común.

De acuerdo con Naget Abraham, la madrugada del 3 de enero de 2021, el sujeto referido trató de asesinarla, cuando se encontraba en una habitación del hotel HS Hotsson en Tampico, Tamaulipas, tras pasar juntos las fiestas de Año Nuevo con la familia de él.

La mujer, de 23 años de edad, narró que su pareja se enfureció porque ella le solicitó el divorcio a él debido a que consumía alcohol y drogas, pero este incluso intentó acuchillarla en las costillas y la espalda, y la amenazó con que nunca la dejaría ser libre ni salir con vida del lugar ubicado en la avenida Miguel Hidalgo. 

La víctima también aseguró que Eduardo Alfonso “N” lastimó a su propia hija tras lanzarle un teléfono celular en el rostro; por el impacto, la niña comenzó a sangrar por la nariz y ella intentó pedir ayuda a los empleados del hotel, pero su agresor logró desconectar los cables del teléfono y arremetió contra ella y la pequeña; pese a la golpiza, ambas lograron escapar.

Te puede interesar: Pese a incremento de homicidios, autoridades reportan descenso en feminicidios

“Es por eso que un violador, un acosador, un asesino, un manipulador, tú Eduardo Alfonso… no puedes estar caminando libre por la calle… no  puedes estar como si nada hubiera pasado y por eso pido ayuda a las autoridades, para que pague por eso… porque no es justo que nosotras seamos quienes vivamos con miedo…”, aseguró Naget en redes sociales.

justicia Naget pareja intento feminicidio golpes bebe

El agresor, de 27 años, además le quitó a la bebita y además la amenazó para que no dijera nada de lo sucedido. “¡Pobre de ti si dices algo de lo que pasó!”, dijo Eduardo Alfonso a Naget. Cuando la mujer regresó con dos empleados y un médico para ayudar y revisar a la bebé, el sujeto no les permitió entrar.

Naget recordó que una vez que logró entrar a la habitación de nuevo, su entonces pareja ya no la dejó salir y empezó a estrangularala, por lo que aventó a la pequeña la cama. “¡Tú ya te moriste!, ¡Tú ya te moriste, ya estás muerta, nunca te voy a dar el divorcio! ¿cómo pudiste pensar que ibas a ser libre? ¡Tú eres mía!“, repetía el agresor mientras la golpeaba en todo el cuerpo.

Él la pateó, la pisó, tratando de sacarle el aire; también la arrastró tomándola del cabello, introdujo sus dedos en su nariz para intentar rompérsela, le pegó con un plato en la cabeza y la mordió; pero como ella seguía consciente, hasta le metió pedazos de pizza para tratar de asfixiarla.

justicia Naget pareja intento feminicidio golpes bebe

Naget logró escapar

Tras los golpes, Naget perdió el conocimiento y cuando despertó estaba amarrada de manos y pies, pero alcanzaba a escuchar a su aún esposo platicando con alguien acerca de lo que haría con su cuerpo, el cual pensaba estaba sin vida.

Para su fortuna, en un descuido de él, ella se desató y tomó su celular, a su hija y  escapó. Al bajar al lobby del hotel, varias personas la auxiliaron y la llevaron a un hospital, donde Naget -con la nariz, las costillas y un brazo rotos- pidió que revisaran a su bebé.

Luego de lo ocurrido, la familia del agresor trató de intimidar a Naget, acusandola de que ella,seguramente, había hecho algo para causar la furia de su pareja. Hasta ahora, ella sigue recibiendo amenazas de su exfamilia política por lo que usuarios de redes sociales piden el apoyo de las autoridades.

Tras difundirse su historia en las redes sociales, los internautas apoyaron y viralizaron el hashtag #JusticiaParaNaget, con el que se dio a conocer la historia para lograr la captura del individuo. Sin embargo, pese a la gravedad de las agresiones, el denunciado sigue libre y caminando por las calles del estado de San Luis Potosí.

“Quiero dar las gracias… hoy soy una sobreviviente, de que hoy mi nombre no termina escrito en un muro… pero como mi caso hay miles, hay millones, hay uno más cada día…”, señaló Naget en sus redes sociales.

ic