Violencia en México: encuentran más fosas clandestinas en Sonora y Veracruz

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Al menos media docena de cadáveres fueron encontrados enterrados en fosas poco profundas al norte de México, en el estado de Sonora, mientras que en Veracruz, entidad de la costa del Golfo de México, expertos y policías descubrieron al menos tres fosas clandestinas en una isla con manglares, informaron esta semana las autoridades.

Los fiscales de Sonora señalaron que un equipo de búsqueda conformado por voluntarios encontró el sitio donde se ubican las fosas clandestinas en la localidad de Cajeme, que ya fue excavado por la policía y los expertos. Dos cadáveres y cuatro conjuntos de restos óseos fueron recuperados de las fosas, que estaban cerca de un cementerio.

Por su parte, en Veracruz, los investigadores de la Comisión Nacional de Búsqueda encontraron tres fosas que contenían restos humanos y bolsas de plástico. Hasta el momento no se ha determinado el número de cuerpos hallados.

violencia méxico fosas clandestinas comunes Veracruz Sonora muertos

Veracruz ha sido el sitio donde se han encontrado algunas de las fosas clandestinas más grandes en los últimos años. Los sitios a menudo son utilizados por bandas de narcotraficantes para deshacerse de los cadáveres de sus adversarios o de víctimas de secuestro.

Los grupos de búsqueda de voluntarios, los cuales generalmente están conformados por familiares de personas desaparecidas, han desempeñado un papel importante en el hallazgo de fosas clandestinas en México.

La activista Lucía Díaz, cuyo grupo Colectivo Solecito, ha guiado en otras ocasiones a la policía a otras fosas clandestinas en Veracruz, dijo que estaba sorprendida de que los criminales se hubieran tomado la molestia de utilizar el manglar para deshacerse de los cadáveres.

Te puede interesar: Concentran Jalisco y Guanajuato mayor número de fosas clandestinas en México

“Es un estado donde tenemos fosas realmente por todos lados”, comentó Díaz. “Lo que sí nos sorprende es que hayan tenido este alcance de hacer estas inhumaciones en lugares tan complicados, que tanto complican la búsqueda como también causan un mayor deterioro a los cuerpos”, añadió.

Díaz asegura que debido a que el lugar es tan acuoso y alcalino, puede ser complicado obtener muestras de ADN para identificar los cuerpos.

En noviembre, autoridades de Jalisco recuperaron 113 cadáveres y otros restos humanos de una fosa clandestina en la localidad de El Salto, ubicada en las afueras de Guadalajara. Un total de 189 cuerpos fueron encontrados en el municipio durante 2020.

Se calcula que más de 80 mil personas han sido reportadas como desaparecidas desde que empezó la guerra contra el narcotráfico de México en 2006.

ic

ic