Esta es la forma en que operaba el “Monstruo de Atizapán” para matar a sus víctimas

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

El despiadado caso de Andrés “N”, presunto feminicida serial en el municipio de Atizapán de Zaragoza, Estado de México, ha generado conmoción y enojo en la sociedad. Durante 20 años el sujeto se dedicó a asesinar y degollar a más de 30 mujeres en la oscuridad de su casa y ante la incredulidad de sus vecinos que lo describen como un buen ciudadano. 

El hombre de 72 años cayó tras la desaparición de Reyna “N”, de 34 años, desde el pasado 14 de mayo. Su familia estaba segura que él le había hecho daño, pues ese viernes la mujer se disponía a hablar con el feminicida, con quien presuntamente mantenía una relación sentimental.

El hombre de 72 años cayó tras la desaparición de Reyna "N".

Fueron 24 horas de agonía e impotencia en Lomas de San Miguel, una colonia de Atizapán de Zaragoza. Pese a que en otras situaciones la pasividad de las autoridades se hace presente, en esta ocasión consiguieron una orden de cateo para revisar su casa. 

Te puede interesar: Monstruo de Atizapán: enterraba restos de víctimas en el sótano de su casa

De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), el sábado 15 de mayo llegaron los uniformados al inmueble del presunto asesino, donde, Andrés “N”, enrabietado por el registro, los dejó pasar.

El primer feminicidio lo cometió hace 20 años en la Ciudad de México.

Cuando ingresaron a la vivienda, las autoridades no sólo encontraron los restos de Reyna con marcas de violencia en el pecho, sino el de otras mujeres más, que hasta ahora permanecen sin identificar, y que estaban enterradas en una zona de la casa. 

No sólo eso, también hallaron las credenciales del INE de tres femeninas, una de ellas reportada como desaparecida desde 2016, así como ropa, zapatos, bolsos, maquillaje, otros accesorios de mujeres y libretas con nombres, casettes y armas punzocortantes.

Seguir leyendo: Feminicida de Atizapán, Andrés “El Chino”, mantenía un perfil bajo para no levantar sospechas

 Andrés "N" llevaba a sus víctimas a su domicilio ubicado en Atizapán

Minutos después, bajo la atenta mirada de los vecinos, quienes lo describen como un hombre tranquilo y responsable, Andrés Mendoza salió esposado, con una camisa y un pantalón de vestir.

Según el testimonio del “Monstruo de Atizapán”, el primer feminicidio lo cometió hace 20 años en la Ciudad de México. Desde entonces, su lista se alargó hasta 30 víctimas.

El modus operandi del feminicida 

Primero, Andrés “N” llevaba a sus víctimas a su domicilio ubicado en la colonia Lomas de San Miguel, del municipio de Atizapán de Zaragoza. 

En el lugar, las torturaba y asesinaba con armas punzocortantes. Posteriormente, les arrancaba el cabello y proseguía a descuartizarlas, de acuerdo con las evidencias encontradas durante el cateo.

Esta es la forma en que operaba el "Monstruo de Atizapán" para matar a sus víctimas
https://twitter.com/c4jimenez/status/1394789446508335106

Los restos óseos de varias de sus víctimas eran enterrados junto con las palas con las que cavaba los hoyos. Además, unos de los huesos fueron localizados en una de sus mesas. 

Leer más: Multihomicida de Atizapán es coordinador de campaña de Pedro Rodríguez Villegas

Si esto no era suficiente, el feminicida reveló que también cometía actos de canibalismo, es decir, llegó a comerse los restos de las mujeres. 

Cabe mencionar que el cateo referido fue encabezado por personal de la FGJEM, y en el participaron elementos de la Coordinación General de Servicios Periciales, así como Policía de Investigación y Ministerio Público de la Fiscalía de Feminicidios, además de personal de Bomberos y binomios caninos de la Policía Municipal. 

Durante esta diligencia fueron encontrados en un sótano los restos de la víctima, quien se ha podido establecer de manera preliminar fue privada de la vida y desmembrada en este sitio. Durante esta diligencia fueron encontrados en un sótano los restos de la víctima, quien se ha podido establecer de manera preliminar fue privada de la vida y desmembrada en este sitio.

Por si fuera poco, este sujeto era el coordinador en la campaña política de Pedro Rodríguez Villegas candidato a presidente municipal de dicho municipio por la coalición Va X el Estado de México (PAN-PRI-PRD).

IMÁGENES SENSIBLES

AE