Fechas en que saldrán los narcos más peligrosos de México

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Desfilan asesinos, secuestradores y narcotraficantes hacia la línea de salida de prisión ya sea en territorio mexicano o extranjero, algunos negociaron su libertad apoyando a investigaciones contra otros delincuentes.

Tras la revisión de los procesos penales de delincuentes de alto perfil encarcelados en Estados Unidos se descubrió una serie de nombre de capos pertenecientes a los cárteles de Sinaloa, Tijuana y Beltrán Leyva que podrían obtener su libertad.

Desfilan asesinos, secuestradores y narcotraficantes hacia la línea de salida de prisión ya sea en territorio mexicano o extranjero, algunos negociaron su libertad apoyando a investigaciones contra otros delincuentes.

Benjamín Arellano Félix

El narcotraficante es reconocido por ser el líder principal del Cártel de Tijuana, fue detenido en 2002 en Puebla por el Ejército mexicano, pero su extradición a Estados Unidos se concretó nueve años después.

El capo fue sentenciado a 25 años de prisión, por lo que su salida está programada para el 12 de septiembre de 2032.

Las acusaciones contra Benjamín Arellano especifican que la organización criminal que encabezó junto a sus hermanos, negoció directamente con cárteles colombianos para recibir cargamentos de cocaína y después distribuirlos en EEUU.

Los Arellano Félix, provenientes del estado de Sinaloa, asumieron el control del Cártel de Tijuana a finales de la década de los años ochenta y convirtieron al grupo criminal en uno de los grupos más peligrosos de México.

Desfilan asesinos, secuestradores y narcotraficantes hacia la línea de salida de prisión ya sea en territorio mexicano o extranjero, algunos negociaron su libertad apoyando a investigaciones contra otros delincuentes.

Eduardo Arellano Félix, “el Doctor”


Eduardo Arellano Félix, fue uno de los jefes históricos del cártel de Tijuana, cayó en manos de la justicia en 2008, tras un enfrentamiento a tiros con la policía federal en la ciudad fronteriza de Tijuana, Baja California. En 2012 fue extraditado a Estados Unidos.

Al “Doctor” se le imputaron varios cargos de narcotráfico y crimen organizado; sin embargo sólo recibió la irrisoria condena de 15 años de prisión. Actualmente se encuentra recluido en la prisión de baja seguridad FCI Allenwood de Pennsylvania.

Hace poco, el Buró de Prisiones informó que será liberado el próximo 18 de agosto de 2021.

Desfilan asesinos, secuestradores y narcotraficantes hacia la línea de salida de prisión ya sea en territorio mexicano o extranjero, algunos negociaron su libertad apoyando a investigaciones contra otros delincuentes.

Francisco Javier Arellano Félix, “el Tigrillo”

Francisco Javier Arellano Félix, el Tigrillo, sólo ha salido del confinamiento solitario para reunirse con los fiscales. El resto del tiempo (23 horas) permanece en su celda. Tiene prohibido el contacto con cualquier otro prisionero.

Pese a lo escabroso de los detalles, el menor de los hermanos Arellano Félix fue debidamente compensado. En 2014, el líder criminal redujo su condena y pasó de la cadena perpetua a 23 años de cárcel, por lo que su salida podría efectuarse en 2030.

A principios de los 2000, el Tigrillo tomó el control de las actividades del cártel de los Arellano Félix (CAF) y/o de Tijuana, y ordenó crímenes perpetrados por esta organización tanto en Tijuana (México) como en San Diego, EEUU. Su etapa al frente del CAF terminó en agosto de 2006, cuando fue detenido en su yate por elementos de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA).

Actualmente, el gobierno mantiene bajo sello el paradero del capo mexicano.

Desfilan asesinos, secuestradores y narcotraficantes hacia la línea de salida de prisión ya sea en territorio mexicano o extranjero, algunos negociaron su libertad apoyando a investigaciones contra otros delincuentes.

Dámaso López, “el Licenciado”

Dámaso López, el Licenciado, quien se convirtió en la mano derecha de Joaquín el Chapo Guzmán, tras su fuga de la prisión de Puente Grande, Jalisco, continúa colaborando con la justicia en Estados Unidos y, según Ríodoce, podría declarar también en la causa contra el ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna.

El Licenciado, de 55 años, ha negociado desde 2018, cuando fue sentenciado en Estados Unidos a cadena perpetua— una sentencia menos severa. Sus declaraciones contra el Chapo, la esposa éste, Emma Coronel y el ex jefe de la policía, le han ayudado a recibir un nuevo castigo, por lo que Dámaso López podría salir de prisión en 11 años.

Desfilan asesinos, secuestradores y narcotraficantes hacia la línea de salida de prisión ya sea en territorio mexicano o extranjero, algunos negociaron su libertad apoyando a investigaciones contra otros delincuentes.

Vicente Zambada Niebla, “el Vicentillo”

El líder del Cártel de Sinaloa y una de las figuras clave del narcotráfico, consiguió este año una libertad vigilada. A principios de este mes, el hijo de Ismael el Mayo Zambada dejó de estar en las listas de las prisiones federales; sin embargo, algunos expertos en expedientes judiciales, han aclarado que no necesariamente se trata del final del castigo del Vicentillo.

En el expediente del hijo del gran capo mexicano de la droga se justificó su petición asegurando que el coronavirus se expande rápidamente dentro de los sistemas penitenciarios de Estados Unidos.

Zambada Niebla fue sentenciado a 15 años por conspirar para distribuir droga en la Unión Americana. El narco se enfrentaba a cadena perpetua; sin embargo. su testimonio e información clave de organizaciones rivales que facilitó a la Agencia Antidrogas de EEUU, beneficiaron a una rebaja a su condena.

Al Vicentillo, como se le conoce en el mundo del narco, podría otorgársele una nueva identidad y nunca más volvería a pisar Sinaloa.

Desfilan asesinos, secuestradores y narcotraficantes hacia la línea de salida de prisión ya sea en territorio mexicano o extranjero, algunos negociaron su libertad apoyando a investigaciones contra otros delincuentes.


Edgar Valdés Villareal, “La Barbie”


Alias la Barbie, de 47 años, cumple una larga sentencia en Estados Unidos. En ese país, las autoridades fijaron como su fecha de liberación el 27 de julio de 2057.

En 2018, el operador de los Beltrán Leyva fue condenado a 49 años de cárcel y lo enviaron a la prisión de máxima seguridad de USP Coleman II de Florida.

El sicario dejó una estela de violencia principalmente en los estados mexicanos de Guerrero y Morelos. El 30 de agosto de 2010 fue detenido cerca de la Ciudad de México. Para 2016 se declaró culpable ante los tribunales de EEUU de narcotráfico y lavado de dinero.

Desfilan asesinos, secuestradores y narcotraficantes hacia la línea de salida de prisión ya sea en territorio mexicano o extranjero, algunos negociaron su libertad apoyando a investigaciones contra otros delincuentes.



Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochomo”

Uno de los líderes del cártel con el mismo nombre, fue sentenciado a cadena perpetua por el tráfico a Estados Unidos de 27.9 toneladas de droga.

El Mochomo comenzó su carrera criminal bajo el cobijo del fundador del Cártel de Sinaloa, Joaquín el Chapo Guzmán, pero ese lazo se perdió tras su captura y comenzó una guerra sangrienta.

LM

Noticias relacionadas