Huyen cientos de familias de la “guerra” entre CJNG y el Cártel de Sinaloa

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La  “guerra” que mantienen los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación (CJNG) provocó cientos de personas y familias desplazadas en Teocaltiche, Jalisco, aunque las autoridades de la entidad solo han guardado silencio ante la crisis.

Reportes de la parroquia de Mechoacanejo, que resguardó a las víctimas de Desplazamiento Forzado Interno han contabilizado cuando menos 113 familias que salieron huyendo de sus casas por temor a morir en el fuego cruzado del narco.

Los desplazados provienen de varias comunidades del municipio de Teocaltiche, Jalisco, quienes habían quedado entre fuego cruzado en la guerra entre ambos cárteles.

Te podría interesar: Aburto será trasladado a penal en Baja California tras intervención de la CNDH

Mientras que 60 familias escaparon a otras regiones de los Altos o límites con Aguascalientes y Zacatecas, 53 de ellas se resguardaron con vecinos en la delegación de Mechoacanejo. Autoridades eclesiásticas de la demarcación registraron a 214 pobladores de esta última fracción, en tanto que se busca al resto.

Los desplazados provienen de varias comunidades del municipio de Teocaltiche, Jalisco, quienes habían quedado entre fuego cruzado en la guerra entre ambos cárteles.

De acuerdo con versiones de los habitantes, un enfrentamiento entre sicarios del CJNG contra el Cártel de Sinaloa obligó a que vecinas y vecinos de seis comunidades fueran desalojadas sin mayores pertenencias que la ropa que traían puesta. Las víctimas habrían llegado a Villa Hidalgo, Tepusco y el centro de Teocaltiche.

Pero el informe de la parroquia del Divino Salvador ha precisado que algunos pobladores del Saucito, Rancho Mayor, Rancho Santo, Agua Tinta y los Pocitos decidieron quedarse. Mientras que en la localidad del Rosario quedaron incomunicados, algunos salieron y otros permanecieron.

“Prácticamente nos quedamos sin nada de víveres, para los que gusten ayudar, las puertas de la parroquia están abiertas, aquí recibirán su apoyo las personas encargadas”, informó el sitio de la iglesia de Mechoacanejo, antes de acudir al Rosario resguardados por la Policía Estatal.

Los desplazados provienen de varias comunidades del municipio de Teocaltiche, Jalisco, quienes habían quedado entre fuego cruzado en la guerra entre ambos cárteles.

El conteo preliminar señala que del Saucito fueron desplazadas 18 familias con 68 integrantes; Agua Tinta 16 familias con 70 personas; Pocitos se quedó sin 9 familias con 37 miembros; Rancho Mayor cuatro familias con 16 personas; del Rosario escaparon dos familias con 9 de sus integrantes; Igual número de familias se contabilizaron en los García con 8 personas, con una cifra similar en Rancho Santo con 6 personas.

Te puede interesar: Pese a presencia policial, continúan bloqueos en carretera a Aguililla, Michoacán

Por lo pronto, la parroquia del Divino Salvador ha puesto a disposición un número de cuenta (0111629387 Bancomer Diócesis de Aguascalientes) para usuarios y pobladores de regiones aledañas, quienes manifestaron sus preocupaciones por la situación en Teocaltiche. El donativo, prometen las autoridades eclesiásticas, tendrá factura para dejar cuentas claras.

Lo recabado será para víveres, medicamentos y más insumos de primera necesidad para aquellos que dejaron su hogar por la violencia.

JGR