Disparos y represión contra manifestantes en Cancún

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Las fotos, videos e imágenes que llegaron desde Cancún son suficientes para escandalizar a un país entero: policías, armas largas y represión violenta en las calles de Quintana Roo para detener una marcha que buscaba alzar la voz contra la violencia de género. 

Escenas como esta ponen en los reflectores el papel del Estado y la manera en la que se conducen las instituciones que, en teoría, deberían proteger a las personas.

Las manifestaciones de esta semana en Cancún comenzaron por una serie de feminicidios que sacudieron la entidad: el hashtag #QuintanaRooFeminicida se hizo presente en las redes sociales y activistas o colectivos convocaron a una protesta en las calles para el lunes, 9 de noviembre. 

Cerca de 2 mil personas, en su mayoría mujeres, llegaron esa noche a las puertas del Palacio Municipal.

Al inicio de la manifestación hubo vidrios rotos, papeles quemados y algunos objetos encendidos en la entrada del edificio sede del gobierno. ¿La respuesta de las autoridades? Fue captada en preocupantes fotos y videos.

Más de 50 policías llegaron al lugar y dispararon contra las manifestantes de Cancún. 

Con armas largas, los disparos retumbaron en los tímpanos de millones de personas que hemos visto las imágenes en las redes sociales. Los videos de la represión en Cancún se han vuelto escenas virales y la complicidad de las autoridades ha encendido las alarmas.

La Comisión de los Derechos Humanos de Quintana Roo reportó seis personas heridas y ocho personas detenidas. 

Este episodio oscuro todavía no ha tenido respuestas oficiales (ni policiales, ni municipales, ni estatales, ni federales) pero la represión de la noche del lunes en Cancún probablemente tendrá repercusiones importantes en el futuro próximo. Mientras tanto, las fotos y videos, siguen escandalizando nuestras redes sociales.

Te puede interesar: Hechos sobre la dispersión con disparos de la protesta en Cancún

JVR