Despojan supuestos miembros de La Familia Michoacana de sus motocicletas a grupo de viajeros en el Edomex

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Motociclistas fueron interceptados por supuestos integrantes de la familia michoacana en Texcaltitlán, Estado de México, en el atraco les quitaron sus pertenencias.

Presuntos integrantes de La Familia Michoacana (LFM) detuvieron a una caravana de motociclistas, los apuntaron con sus armas y despojaron de sus motocicletas cuando conducían en una carretera al sur del Estado de México, una de las tres entidades que conforman la denominada Tierra Caliente y donde el grupo criminal tiene una amplia presencia.

Los hechos fueron registrados gracias a la cámara que llevaba en el casco uno de los afectados, ocurrieron en una zona boscosa de la carretera que conecta Toluca, capital del Estado de México, con el municipio de Texcaltitlán.

Motociclistas fueron interceptados por supuestos integrantes de la familia michoacana en Texcaltitlán, Estado de México, en el atraco les quitaron sus pertenencias.

En las imágenes se aprecia cómo los motociclistas fueron interceptados por un grupo de hombres armados que los obligaron a descender de sus vehículos y quitarse los cascos.

Después, según primeras versiones, al menos cuatro individuos con pasamontañas y chalecos antibalas les pidieron a los motociclistas que se formaran y les entregaran celulares y carteras. Aunque fueron despojados de sus objetos de valor, uno de los motociclistas pudo registrar el momento del atraco.

Puede interesarte Ellos serían los miembros de La Familia Michoacana que ordenaron la matanza de policías en Edomex

En contexto, la Familia Michoacana domina la zona sur del estado, de acuerdo con el mapa del narcotráfico. En aquel sitio existe una alianza entre dicha organización delictiva y los Caballeros Templarios, con la cual han logrado desplazar a la célula delictiva Guerreros Unidos de buena parte del territorio.

Según registros de autoridades estadounidenses, La Familia Michoacana fue oficialmente disuelta en 2011, tras el arresto de su último líder, José de Jesús Méndez Vargas, el “Chango”, pero siguió operando en células dedicadas a la trata, secuestro y extorsión en Guerrero, Estado de México y la capital del país, especialmente en suburbios de la periferia hasta 2014, refiere el análisis del Servicio de Investigación del Congreso de EU.

LM