Andrés Roemer, “amigo de Salinas Pliego” es acusado de abuso sexual por seis mujeres

El escritor y embajador de La Buena Voluntad para el Libre Flujo del Conocimiento de la Unesco, Andrés Roemer, es acusado de abuso sexual por seis mujeres, quienes dijeron, abusó de ellas con un mismo modus operandi: citarlas en su casa para ofrecerles una oportunidad laboral.

Las denuncias que tiene el escritor se dieron a conocer desde 2019 de manera anónima, aunque, ahora, algunas de ellas han roto el anonimato y han hablado públicamente de los casos de abuso que sufrieron por parte de Roemer.

Una de las mujeres que decidió romper el silencio fue la bailarina Itzel Schanaas, quien describió cómo fue que el escritor abusó de ella.

En un video publicado en su cuenta de YouTube, Itzel relata que conoció a Roemer en noviembre de 2019 durante el Festival Ciudad de las Ideas, tras el cual intercambiaron números para hablar de los proyectos escénicos de la bailarina.

En su denuncia, la bailarina cuenta que días después de conocerse, Roemer la citó en una cafetería de la colonia Roma, en Ciudad de México, pero un par de horas antes del encuentro el escritor cambió el lugar y dijo que mejor la esperaba en su casa.

De acuerdo con Itzel al llegar, Roemer le invitó una copa de alcohol, que ella rechazó argumentando que debía manejar su motocicleta.

Cuando la bailarina le presentaba el proyecto, Andrés Roemer comenzó a decirle cumplidos y hacer comentarios incómodos sobre “lo sexi que puede volverse una mujer en moto”.

Roemer también dijo que sí el hubiera podido escoger, su esposa habría sido bailarina. “Me pareció un halago muy estúpido y empecé a cuestionar su tan prestigiada inteligencia”, señala Itzel. 

La plática siguió y después de interrumpir varias veces la presentación, Itzel cuenta que Andrés Roemer la tocó sin su consentimiento.

“Empezó a acariciar mis piernas, a masajear mis piernas cerca de la ingle y a tocar su pene. Tocar y/o excitar y/o masturbar, a veces hacen falta precisiones y no las tengo, para mí fue un poco de todo”, dice Itzel.

Ante esto, la bailarina sintió miedo y no supo que hacer por lo que trató de terminar la reunión lo más pronto posible.

Cuando por fin se despidieron, el escritor aseguró que programaría los proyectos de Itzel en su próximo festival y “colocó algunos miles de pesos frente a mí y me dijo: ‘a nuestra próxima reunión llegas con una falda que yo te haya comprado’”. 

Después de esta reunión, la bailarina relata que pasaron muchas otras cosas por lo que decidió denunciar ante la Unidad de Género de Grupo Salinas, toda vez que Roemer actualmente trabaja en un canal de dicho grupo.

Como parte de la investigación, la instancia citó a otras organizaciones como #MeTooMéxico y Periodistas Unidas Mexicanas, la cual ha recibido otras denuncias contra Roemer.

Tras realizar las indagatorias, la Unidad de Género de Grupo Salinas resolvió que el escritor ha utilizado el mismo modus operandi con otras víctimas y en diciembre de 2020 determinó que “Andrés Roemer es un violentador sexual patológico que atenta contra las mujeres”.

“Gané la denuncia, existe el expediente pero no quedé conforme supongo que aún falta muchísimo por hacer”, señala Itzel. 

Desde entonces, la bailarina ha compartido su testimonio y recibido el de otras víctimas que le platican una experiencia muy similar a la suya.

Otra mujer que decidió alzar la voz, fue la periodista Monserrat Ortiz, quien, por medio de la perfil de Twitter Periodistas Unidas Mexicanas. En su perfil de Twitter, se lee que hace dos años se compartió la denuncia de manera anónima, pero ahora se decidió hacerla pública.

En su testimonio, la periodista explica que conoció a Roemer en 2017, cuando era reportera de ADN40. En ese entonces, dice, ella tenía 23 años.

El conductor del programa ‘De Cabeza’ del canal ADN40, Andrés Roemer es acusado de abuso sexual por seis mujeres, quienes dijeron, abusó de ellas con el mismo modus operandi.

Dice que el mismo día que lo conoció, Roemer le envió una solicitud de amistad en Facebook, y que en cuanto la aceptó, él le escribió en seguida, diciéndole que le veía mucho talento, y le ofreció colaborar en algunos proyectos.

“Cuando dijo eso me emocioné, no solo porque alguien como él “viera mi talento”, sino porque la empresa me estaba pagando una mierda y pensé que quizá trabajando profesionalmente en su proyecto podría tener más ingresos”, se lee en la misiva.

Explica que se quedaron de ver un sábado, y que el escritor mandó a su chofer, quien la dejó en el domicilio de Roemer, en la colonia Roma.

“Primero comenzó a hablar de trabajo. Me preguntó cuánto me pagaban en ADN40. “Es broma”, dijo cuando le respondí. “Conmigo vas a crecer mucho más”, explica la reportera.

Dice que aquel día llevaba vestido y que el escritor le hizo el comentario de que seguro se lo había puesto para enseñarle las piernas. Después, le comenzó a tocar las piernas y cuando ella quiso detenerlo, Roemer le dijo que era muy amigo de Ricardo Salinas Pliego, presidente de Grupo Salinas, y que podía hacerla crecer mucho en la empresa, pero si no “cooperaba”, podía hacer que la corrieran.

Posteriormente, narra, el hombre se comenzó a masturbar y abusó de ella. Al terminar, le dio 7 mil pesos en efectivo y varios dólares, diciéndole que se comprara un vestido caro para cuando se volvieran a ver.

“Llegué a mi casa a vomitar. Durante los siguientes meses tuve las crisis de ansiedad más fuertes de mi vida”, dice en la carta.

Otra mujer que acusó al escritor de abusar de ella,  fue la comunicóloga, Talía Margulis, quien dijo que el abuso se llevó a cabo hace aproximadamente 10 años, cuando trabajaba con él en La Ciudad de las Ideas.

El conductor del programa ‘De Cabeza’ del canal ADN40, Andrés Roemer es acusado de abuso sexual por seis mujeres, quienes dijeron, abusó de ellas con el mismo modus operandi.

La mecánica fue similar a los dos anteriores, ya que, dijo, Roemer la citó en su casa, cerca de la plaza Río de Janeiro, en la colonia Roma, para, supuestamente, hablar de trabajo. En el lugar, el hombre le ofreció una copa de vino y se le acercó para hacerle insinuaciones.

Aparte de estas denuncias, hay otras tres que permanecen en el anonimato, y que también se compartieron en el perfil de Twitter de Periodistas Unidas Mexicanas.

Por si te interesa: No pienso pagar ni un rábano”: Salinas Pliego al SAT

Compartir

Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Noticias relacionadas