Forman peligrosa alianza Unión Tepito y banda colombiana “Gota a Gota”

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Las bandas colombianas que operan con la modalidad “gota a gota” formaron una especie de “alianza” con el cártel de la Unión Tepito para operar en la CDMX.

Según información de una investigación realizada por la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), citada por el periódico Milenio, esta red colombiana, que opera en más países latinoamericanos, tiene una relación estrecha con el grupo que domina el narcomenudeo, extorsiones, cobro de piso y los asesinatos en Tepito, alcaldía Cuauhtémoc.

Te podría interesar: Asegura FGR droga y hasta un tigre de Bengala durante varios operativos

El reporte indica que, mínimo, dos células de La Unión Tepito tienen vínculos con los sudamericanos. Una la dirige Dilan Alexis Alvarado Chávez, El Dilan, quien opera en casi toda la alcaldía Cuauhtémoc, según las autoridades. La segunda es encabezada por Lalo Ramírez Tiburcio, El Chori, la cual opera principalmente en la calle Manuel Doblado y está vinculado con los delitos de extorsión, cobro de piso, secuestro exprés, narcomenudeo y homicidio.

La unión Tepito forma una peligrosa alianza con la banda colombiana que opera con el modo de préstamos "gota a gota".

Colombianos operan con modalidad “gota a gota”

La red de prestamistas estaría integrada por colombianos que llegaron a México como turistas y desde 2015 empezaron a entregar tarjetas en mercados y pequeños comercios de la Ciudad de México y el Estado de México.

La red estaría formada por colombianos que llegaron como turistas a México en 2015, y comenzaron a dar tarjetas a comerciantes de la CDMX y el Estado de México. La forma “gota a gota” en que actúa esta banda consiste en prestar dinero en efectivo a pequeños comerciantes y vendedores, sin condiciones a parte de contar con un comercio y credencial de elector. Pero, la exigencia está en que deben pagarlo diariamente por 20 días y con intereses muy altos.

Según investigaciones en México, Argentina y Colombia, este “negocio” comienza con “volanteros”, quienes reparten tarjetas ofreciendo los créditos sin condiciones. También está el administrador, quien recibe llamadas y atiende a los clientes. Por último, los sicarios se encargan de recolectar el dinero adeudado junto con los intereses.

Los llamados “jefes de seguridad”, se encargan del sistema de cobranzas bajo presión, utilizando amenazas y violencia armada con aquellos que no puedan pagar sus deudas. Si alguien no paga a tiempo, miembros de la banda se encargan de golpear a la persona, amenazar a sus familiares y llevarse parte de su mercancía.

También lee: Asesinan a checador de transporte público en Naucalpan

Las víctimas no pueden poner una denuncia porque son préstamos a la palabra, y las autoridades de nuestro país consideran que esto es una especie de lavado de dinero.

Dicho colombianos operan en las delegaciones Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Iztapalapa, Venustiano Carranza; en zonas como Tepito y La Merced, en las cuáles también hay comercio ambulante. Además están presentes en 22 estados del centro y sur de México, y se han registrado casos en Baja California.

Las autoridades mexicanas advirtieron que se trata de un un sistema de narcotraficantes colombianos que genera ganancias de hasta 100 millones de pesos a la semana, pueden pueden recuperar de 3 a 4 veces la cantidad del préstamo.

En 2016 el Ministerio de Perú lanzó la campaña “No prestes tu vida”, para advertir del negocio Gota a Gota que se encuentra en 97 ciudades de dicho país, y, las autoridades mencionaron que esto aumentó la delincuencia y los asesinatos en comunidades locales.

JVA