Sentencian a 11 años de cárcel al peligroso secuestrador Andrés Caletri

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La Fiscalía General de República (FGR) detalló que Andrés Caletri, uno de los secuestradores más peligros de los últimos tiempos en México, fue sentenciado por un juez federal a 11 años de prisión por su responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada, en la modalidad de secuestro, y portación de arma de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas. 

El “Italiano”, como también se le conoce, formó parte de una organización criminal dedicada al secuestro de empresarios, y operaba principalmente en el Estado de México y el entonces Distrito Federal, hoy Ciudad de México (CDMX).

“El Ministerio Público Federal (MPF) presentó a un Juzgado de Distrito de Procesos Penales Federales las pruebas suficientes, y después de ser valoradas, el juez dictó sentencia condenatoria de 11 años de prisión en contra de Nicolás ‘C’”, mencionó la FGR en un comunicado.

El sujeto permanece recluido en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) 1, conocido como El Altiplano, penal de máxima seguridad en el Estado de México, desde el 2000. 

En dicho año, Andrés Caletri fue detenido cuando estaba en una llamada telefónica en el municipio de Pinotepa Nacional, en el estado de Oaxaca. Al ser aprehendido, se le aseguró un arma de fuego, 23 cartuchos útiles y dinero en efectivo.

Cuando fue presentado ante los medios, expresó, con risa burlona: “Nos vemos en el infierno, nos vemos en el más allá”.

Además, el “Italiano” cuenta con diversas causas penales y otra sentencia condenatoria.

Los elementos que detuvieron al infractor fueron uniformados de la extinta Policía Federal Preventiva.

Es responsable de una larga lista de secuestros perpetrados en el Estado de México, Morelos y la Ciudad de México pero cobró notoriedad cuando secuestró a uno de los sobrinos de Daniel Arizmendi, el llamado “Mochaorejas”.

Entre los plagios que también se le imputan está el secuestro del representante de la empresa automotriz Chrysler, Elio Margolis, y el de José Zaga, de la industria de textil.   

También lee: Califican caso de “Güero” Palma como un fracaso del sistema judicial mexicano