Tirará gobierno federal avances energéticos de la CFE

Se espera que en los próximos días, Manuel Barlett, el director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de a conocer unos “reveladores” expedientes que encontró de dicha institución. ¿Qué pudiera exponer Barlett para “transformar de raíz” a la CFE? Lo que debería preocupar al gobierno federal es mostrar que la “cancelación” de la Reforma Energética tira los avances en generación de energía limpia y a menor costo que se habían logrado en la CFE.

La Reforma energética que se impulsó en el sexenio anterior llevó a una mayor modernización del sector, más allá de entregar el control del petróleo a los extranjeros, sirvió para atraer inversiones que impactaron en la innovación y desarrollo tecnológico en Petróleos Mexicanos (Pemex) y en la Comisión Federal de Electricidad.

Antes la CFE adquiría de Pemex el combustóleo para quemarlo y convertirlo en energía cara y contaminante. A partir de la reforma inició con un mercado de generación de energía eléctrica con un principio fundamental: la energía a menor costo y más amigable para el medio ambiente.

Se crearon dos empresas filiales: CFE Energía y CFE Internacional, por las cuales la Comisión dejó de comprar los combustibles sólo a Pemex y comenzó a comercializar en el territorio nacional y en Estados Unidos, Centroamérica y en otras partes del mundo logrando reducir el precio de dicho material y cambiar el rumbo a gas natural y fuentes renovables.

La estrategia de la CFE fue promover la construcción de gaseoductos, convertir las centrales de combustóleo para que puedan emplear gas natural, promover las licitaciones y fomentar la construcción de centrales de ciclo combinado.

Además, del 2012 al 2018 se redujeron en un 48 por ciento las emisiones de CO2 de sus plantas generadoras de energía. También hubo un impacto en la reducción de las tarifas eléctricas, por ejemplo, en 2015 en el sector industrial se registró una disminución entre el 41 y el 30 por ciento, en el sector comercial entre el 12.9 y 26.9 por ciento, y en el doméstico de alto consumo, que cada año se incrementaba 4 por ciento, en 2015 disminuyó 2 por ciento.

En 2017, México recibió 6 mil 200 millones de dólares en inversiones para proyectos de energía renovable, lo que representó un crecimiento de 516% en comparación con el año 2016.

A pesar de los logros que ha alcanzado la CFE, el actual gobierno lejos de plantear una alternativa energética viable, ha subestimando la relevancia de estos proyectos de energía suspendiendo las subastas a largo plazo. Ya tomaron la decisión, llevarán a México de regreso al uso de carbón con la construcción de una una refinería en Dos Bocas,Tabasco, que costará aproximadamente 10 mil 200 millones de dólares y la rehabilitación de las otras seis de Pemex.

Es así que la revelación de los documentos que acusan corrupción, anunciada por Barlett, parece más una cortina de humo para seguir adelante con el plan del gobierno para generar energía a partir del carbón, lo que resulta más caro y dañino para el medio ambiente.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas