AMLO, nazi fanático de Goebbels (parte 1 de 3)

Joseph Goebbels fue la mano derecha de Adolf Hitler en la Alemania nazi. Se desempeñó como ministro para la Ilustración Pública y Propaganda del Tercer Reich entre 1933 y 1945. Aquel partidario de la discriminación racial y el exterminio judío, es sin duda uno de los referentes del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. 

Goebbels escribió los 11 Principios de la Propaganda Nacionalsocialista (nazi), en la que basó toda su estrategia de comunicación. Estos principios los asimiló López Obrador como propios, y los ejecuta a la perfección, con la finalidad de imponer la línea de su aparato ideológico de estado: lo religioso, la escuela, la familia, el derecho, lo político, lo sindical, los medios de comunicación y la cultura.

Te compartimos la primera de tres entregas con los cuatro primeros principios:

1. Principio de simplificación y del enemigo único: Adoptar una idea única, un solo símbolo. Individualizar al adversario en un solo enemigo.

Desde que inició su campaña presidencial, AMLO aclaró que solo tenía un rival a vencer “la corrupción, los corruptos, la mafia del poder”. Ellos, los corruptos, son sus únicos enemigos.

AMLO, un nazi fanático de Joseph Goebbels

TE PUEDE INTERESAR: «Fuera AMLO»: Integrantes de FRENA salen en caravana a exigir la renuncia del presidente

2. Principio del método de contagio. Se trata de reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Todos los adversarios deben ser un solo enemigo.

AMLO tiene muy bien estudiado este principio. Su acérrimo rival es “la corrupción”. Bajo dicho concepto reúne a: “los conservadores, la prensa fifí, los tecnócratas, los intelectuales orgánicos, los columnistas que lo critican, la prensa prostituida, la prensa vendida, el Reforma, El Universal, el Washington Post o el New York Time [sic], los opinólogos, el ex presidente Felipe Calderón…”.

Cualquier periodista o personaje que lo cuestione y lo critique, es llamado públicamente «corrupto», «conservador», el presidente los señala y dice que son parte de la «mafia del poder».

3. Principio de la transposición. Debes atribuirle a los adversarios los errores propios o defectos, responder el ataque con el ataque. Si no puedes negar las malas noticias sobre tus acciones, inventa otras que las distraigan.

El presidente de México es especialista en ese punto. Cuando se le criticó por el alza de los feminicidios en el país, López Obrador de inmediato respondió que se debía a los errores cometidos por los gobiernos anteriores. “En México ha habido una degradación progresiva que tuvo que ver con el con el modelo neoliberal”, dijo AMLO.

Cuando periodistas lo criticaron por el incremento de la violencia durante su gobierno, también culpó a los gobiernos anteriores: “Todavía tenemos que enfrentar ese cochinero que nos dejaron, pero vamos a limpiar al país, ya no habrá corrupción. Me canso ganso”. Y lo mismo dijo cuando decidió hacer el aeropuerto de Santa Lucía y la refinería en Tabasco. 

Por otra parte, cuando el gobierno de la 4T enfrentaba una pequeña crisis tras el fallido operativo para capturar a Ovidio Guzmán, hijo del ‘Chapo’ Guzmán, y luego de transformar el Seguro Popular en el Instituto de Salud Para el Bienestar (Insabi), así como por el nulo crecimiento económico tras su primer año como titular del poder ejecutivo, inventó una noticia que sería un excelente distractor mediático: “rifar el avión presidencial”.

TE PUEDE INTERESAR: AMLO contra las mujeres

4. Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en una amenaza grave para la nación.

Hace unos meses, López Obrador magnificó un tema local de Mexicali, en Baja California, y lo convirtió en un asunto de relevancia para su gobierno. Incluso ordenó que se hiciera una “consulta ciudadana” para determinar si una empresa cervecera, de capital estadounidense, podía operar o no en la región.

Semarnat y Conagua, así como varios especialistas e instituciones determinaron que la empresa cumplía con todos los requerimientos federales y estatales que le permitían funcionar sin poner en peligro el equilibrio ambiental e hidrológico de la región.

Sin embargo, AMLO señaló que fue advertido por la embajada de Estados Unidos en México de un posible conflicto bilateral: “Nos mandan a decir hasta de la embajada de Estados Unidos (…) que si se lleva a cabo la consulta va a quedar muy mal el país”. Y lo que era un conflicto de intereses entre un grupo político de Mexicali y los empresarios, se convirtió en «un peligro para la nación», como indicó en su momento López Obrador, quien impidió la operación de la cervecera y dijo que lo hacía por el bien de México, en un movimiento que impidió la inversión extranjera más grande en la historia de Baja California.

El próximo miércoles 3 de junio se publicará la segunda de tres entregas.

MS

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas