Velan “armas” en Morena ante una posible sucesión de AMLO

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Pese a que el presidente Andrés Manuel López Obrador apenas lleva dos años en el poder, en Morena ya se habla de una sucesión.

Así lo dejó entrever el diputado Porfirio Múñoz Ledo, quien es uno de los candidatos más fuertes para dirigir el Movimiento Regeneración Nacional (Morena). 

Te podría interesar: Muñoz Ledo va por las cabezas de Marcelo Ebrard y Mario Delgado en Morena

Muñoz Ledo indicó que esa sería la intención de la corriente que encabeza  su rival por la dirigencia morenista, Mario Delgado, al grado que amenazó con expulsarlo junto con el actual canciller Marcelo Ebrard. 

De acuerdo con un análisis del periodista Joel Saucedo publicado en el diario La Prensa, Múñoz Ledo consideró que en dado caso que Delgado gane la dirigencia, Ebrard Casaubón se convertiría de “facto” en presidente de la República.

Pocas horas después de que el ex presidente del PRI y el PRD hiciera dichas declaraciones, López Obrador indicó que renunciaría ante la primera manifestación contra él con 100 mil personas renunciaría y se iría a su finca en Palenque, Chiapas.

Te podría interesar: Minimiza Múñoz Ledo acto de corrupción de Pío López Obrador

“Ni siquiera espero la revocación de mandato, ahí nos vemos, porque tengo principios, porque tengo ideales”, sostuvo el titular del Ejecutivo federal.

En su columna Sin Protocolo, Saucedo recordó que el Artículo 87 de la Constitución establece con claridad la obligación del Ejecutivo Federal ante el país.

“Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen”.

“Y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente de la República que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión; y si así no lo hiciere que la Nación me lo demande”.

Ante ello, el columnista se preguntó si en realidad el Ejecutivo ha cumplido, o su poco empuje ha provocado que las aguas ya se agiten en Morena ante una posible sucesión.

JGR