Utilizan Pegasus para espiar a periodistas de Ríodoce tras el asesinato de Javier Valdez

Salió a la luz que los periodistas del semanario Ríodoce, Ismael Bojórquez y Andrés Villarreal, compañeros de Javier Valdez, fueron víctimas del programa espía Pegasus para ser investigados tras la muerte de este.

Hay que recordar que el asesinato de Javier Valdez, ocurrió en Culiaćan, Sinaloa, el 15 de mayo de 2017, cuando el fundador salió de las instalaciones del semanario. Su cuerpo recibió 12 impactos de bala y sus asesinos, identificados con el narco, robaron los documentos que traía ese día, así como su computadora y su teléfono celular.

Tras el crimen,  Ismael Bojórquez, cofundador de Ríodoce, y Andrés Villareal, recibieron mensajes sospechosos que afirmaban que los homicidas estaban detenidos, esto ocurrió entre el 17 y el 26 de mayo, es decir, que los intentos de infección iniciaron dos días después del crimen de Javier Valdez, cuando la Procuraduría General de la República ya había iniciado las investigaciones del caso.

Ante esto los compañeros de Valdez reaccionaron con sospecha, ya que en México, más del 90% de los homicidios quedan sin resolver, ¿cómo era posible que las autoridades hubieran solucionado este caso tan pronto?

Los periodistas pensaron que lo más probable era que los mensajes fueran un intento de infiltrarse en sus móviles para hackearlos con una sofisticada tecnología de espionaje que fue comprada por el gobierno mexicano a un vendedor de armas cibernéticas israelí llamado NSO Group.

De acuerdo con un informe elaborado por Citizen Lab, parte de la Facultad Munk de Asuntos Globales de la Universidad de Toronto y en conjunto con la organización Artículo 19, la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) y SocialTIC, los mensajes estaban infectados con el programa espía Pegasus.

El reporte documenta seis mensajes con enlaces a la infraestructura del malware Pegasus, a pesar de que el 11 de febrero del 2017 Citizen Lab dio a conocer el uso del software intrusivo contra tres activistas por el derecho a la salud y a favor de imponer un impuesto a los refrescos, una lista que ha ido aumentando hasta llegar a 24 objetivos civiles, entre los que se encuentran la periodista Carmen Aristegui y su hijo Emilio; los abogados del Centro de Derechos Miguel Agustín Pro Juárez y hasta los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI) que coadyuvaron en el caso Ayotzinapa.

Un solo clic al enlace que venía en los mensajes habría infectado los celulares con un programa lo suficientemente poderoso para poder leer sus mensajes encriptados, revisar sus correos electrónicos y activar la cámara y el micrófono de manera remota.

R3D y Citizen Lab destacaron que este reporte confirma que el software  se utilizó en coyunturas que involucran al gobierno federal, puesto que representantes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) se encontraban en Culiacán, Sinaloa, para indagar el asesinato de Javier Valdez.

No se conocen autorizaciones judiciales para espiar los aparatos telefónicos de los afectados.

La PGR es la única dependencia del gobierno federal en la que se ha comprobado la adquisición de Pegasus, el portal de Aristegui Noticias documentó que también la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y el Centro de Investigación en Seguridad Nacional (CISEN) han destinado casi 500 millones de pesos para actualizar el malware y escalar sus capacidades de espionaje.

Andrés Villarreal, fue blanco de cuatro intentos de espionaje mediante mensajes de texto con enlaces para supuestos contenidos noticiosos, que en realidad lo dirigían a dominios utilizados por NSO Group, la empresa de origen israelí que posee el software intrusivo.

Una de las alertas enviadas al teléfono del periodista sinaloense lo invitaba a caer en la trampa con el siguiente texto: “El CJNG [Cártel Jalisco Nueva Generación] habría sido el responsable de la ejecución del periodista en Culiacán. Ver nota:”

Este mensaje iba acompañado de una liga maliciosa atribuida al servicio de UNO Noticias, correspondientes a este servicio informativo operado por Telcel. Sin embargo, en realidad enviaba a uno de los dominios usados por la infraestructura de NSO Group para infectar los teléfonos de sus víctimas.

Andrés Villarreal recibió otros tres mensajes los días 19, 24 y 26 de mayo del 2018. Uno de estos aparentaba ser de una relación de pareja que había tenido, mientras que otro lo pretendió enganchar con una falsa nota del diario La Jornada, medio para el que Javier Valdez trabajaba como corresponsal en Sinaloa.

Mientras que el tercero intentaba engañar al periodista con un aparente retiro de una tarjeta de crédito por más de 20 mil pesos.

Por su parte, al director de Ríodoce, Ismael Bojórquez, le enviaron dos mensajes el 26 de mayo. En el primero, se suplantaba nuevamente a UNO Noticias y se incluía un enlace dañino al sitio animal-politico(.)com, un dominio que falsifica la identidad del portal Animal Político y que el pasado 18 de septiembre fue identificado por Citizen Lab como parte de la infraestructura de Pegasus y NSO Group en México.

Otro de los mensajes que recibió Bojórquez era sobre una falsa nota del diario regional El Debate: “Debate: (De último Momento) Asesinan a balazos a sujeto en pleno centro de Culiacán. Ver Detalles:”

Sin embargo, esa investigación no ha avanzado. Ninguna persona ha sido castigada por el uso indebido del programa, ni el gobierno mexicano y tampoco la empresa israelí NSO Group, que diseñó y vende el programa de espionaje se han pronunciado.

Ismael Bojórquez y Andrés Villarreal, están a cargo de uno de los pocos medios independientes del país, dedicado a cubrir a la delincuencia organizada y a exponer las vastas redes del crimen y de la corrupción en México.

Más de 47 periodistas han sido asesinados desde que Peña Nieto llegó a la presidencia a finales de 2012, quince de ellos desde mayo de 2017.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas