Prevén aumento de tensión política en Guerrero tras elecciones

Email
Twitter
Facebook
WhatsApp
Telegram

La elección en Guerrero está lejos de haber finalizado. Por el contrario, parece haber entrado en una etapa de confrontación de resultados imprevisibles. Según lo sucedido en las últimas horas, todo apunta a que la situación se complicará aún más para los partidarios de Morena y los aliancistas del PRI-PRD.

La información ofrecida por el PREP de Guerrero se “congeló” al filo de las cuatro de la madrugada del lunes 7 de junio, lo que hizo imposible conocer la cuantía real de los votos computados. 

La tensión en Guerrero tras las elecciones de este 6 de junio va en aumento por las acusaciones mutuas entre los protagonistas.

Esto ocurrió cuando apenas había vaciado el 37% de las actas de casilla, segmento electoral en el que la candidata de Morena, Evelyn Salgado Pineda, aventajaba con 9 puntos a su más cercano oponente, Mario Moreno Arcos, el opositor del PRI-PRD.

De poco más de cinco mil casillas esperadas, el sistema apenas ofreció resultados de mil 880, lo que no abarca todo el espectro electoral de Guerrero.

El sistema se cayó, lo que generó sospechas y suspicacias entre todos los partidos políticos. Por ejemplo, en la ciudad de Teloloapan, entrada a la Tierra Caliente guerrerense, simpatizantes del candidato Pedro Segura comenzaron a realizar bloqueos intermitentes de la carretera, exigiendo que se cuente voto por voto.

Las dirigencias formales de los aliancistas reaccionaron hasta bien entrada la tarde del martes, cuando fueron informados de las anomalías, por vía de la cual el Instituto Nacional Electoral (INE) validó la supuesta “tendencia irreversible” del conteo rápido del PREP Guerrero, en favor de la candidata morenista a la gubernatura, con apenas un tercio del número de actas totales.

La misma postura asumió el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Guerrero, que simplemente se plegó a la postura del INE y guardó un soterrado silencio sobre las fallas del sistema y el cual cerró por la noche del lunes según lo marca la ley.

Pese a que la hija de Salgado Macedonio inició este miércoles su campaña para la gubernatura de Guerrero, reporta al Instituto Nacional Electoral (INE) gastos por más de un millón de pesos.

Te podría interesar: Será el pueblo quien decida en Guerrero y no el TEPJF ni el INE: AMLO

Inclusive hubo actores políticos como el exgobernador Ángel Aguirre Rivero que, en sus redes sociales, dio por buena la derrota del candidato aliancista Mario Moreno Arcos. Ya para tarde del martes, dio marcha atrás en su postura.

Ese mismo martes, en la rueda de prensa, el dirigente estatal del PRI Guerrero, Héctor Apreza Patrón, mostró su extrañeza porque en el conteo rápido el PREP nunca ofreció información de municipios como Chilapa, Acatepec, Atlixtac, Iguala, Tecpan y Cutzamala, que ya estaban disponibles, pero jamás se reflejaron en el conteo rápido del PREP. En todos esos municipios los resultados son favorables al PRI.

Ambos dirigentes, Héctor Apreza del PRI y Alberto Catalán del PRD, desconocieron en absoluto los resultados que daban el triunfo a Evelyn Salgado y anunciaron que impugnarán la citada elección en la que los órganos electorales —INE e IEPC— se mostraron “irresponsables”, “parciales” y “opacos” en el manejo de la información electoral.

Es imposible que con un tercio de las actas computadas y con irregularidades en el 50% de las actas de casilla, se pueda determinar una tendencia ganadora en esta elección, dijo por su parte Moreno Arcos, el candidato aliancista.

Te podría interesar: Declina candidata del PAN al gobierno de Guerrero a favor de Mario Moreno

En todo caso, ambos partidos inconformes dijeron que esperarán hasta que termine el computo distrital, el domingo 13, para emitir una postura final sobre los comicios del 6 de junio.

Lo único que queda en claro es que al final de la jornada el estado de Guerrero entrará a una etapa de confrontación entre aliancistas y morenistas que están dispuestos a defender su triunfo con todo. Los resultados podrían ser de pronóstico reservado.

JGR