Señalan negligencia en el caso de la mujer que murió por coronavirus

Luego de que este martes se informó sobre la primera muerte de una mujer por coronavirus en México, salieron a luz una serie de acusaciones por parte de los familiares. 

Martha, de 61 años, falleció el lunes a las 5:30 de la tarde por Covid-19.Sin embargo, su muerte fue consecuencia de una cadena de omisiones y negligencias, desde que llegó de España el pasado 17 de marzo, pues un día después presentó los primeros síntomas.  

La víctima tenía mieloma múltiple y diabetes, murió en el Hospital Ángeles Metropolitano de la Ciudad de México por neumonía. Fue el sábado por la tarde, cuando ingresó con una complicación seria en su respiración, fiebre y tos con flemas, fue ahí cuando sus familiares la vieron por última vez.

Su hija, asegura que Martha no presentó complicaciones sistémicas y en su acta de defunción se reportó su muerte por Covid-19. Acusó la cadena de errores que cometieron con su madre, desde la ausencia de una revisión adecuada a su llegada a México, proveniente de España; el retraso en la entrega de resultados por parte del Hospital ABC,  primer nosocomio al que acudió al día siguiente de regresar de España, y ya con calentura; la falta de seguimiento por parte de Locatel, instancia a la que se le solicitó apoyo desde el 20 de marzo.

“Estamos esperando que la muerte de mi mamá haga ver todo lo que está mal para que no se repita”, lamentó entre lágrimas la hija de Martha, la quinta fallecida por Covid-19 en México. 

En una entrevista que MILENIO le realizó, denunció “la omisión del hospital (ABC) al que la llevamos de no darle seguimiento, de habernos engañado, de vendernos una prueba para tener resultados en cierto tiempo y no entregarlos y eso es factor determinante para que a mi mamá no se le haya atendido oportunamente”, afirmó. 

Relató que desde que llegó a México en el vuelo #6403 de Iberia, tras pasar cuatro días encerrada en un hotel de Madrid, su mamá no fue revisada por las autoridades mexicanas para detectar posibles síntomas. Al día siguiente, ya con fiebre, sus familiares la llevaron al Hospital ABC donde pagaron 25 mil pesos, por la consulta y la prueba de Covid-19.

Pasados tres días, el viernes, el hospital envió un correo en el que notificó que los resultados tardarían de 5 a 7 días más, cuando se le había ofrecido entregarlos entre 24 y hasta 72 horas. 

En entrevista con Elisa Alanís para MILENIO Televisión, la hija de Martha aseguró que pagaron 25 mil pesos por la prueba en el Hospital ABC. Y señaló que la temperatura regresó el viernes y su condición se fue agravando aún más. 

Sus familiares llamaron a Locatel ese mismo día, pero no acudieron a su casa a realizarle la prueba, solo le recomendaron mantener el aislamiento. 

La doctora Lourdes Almeida, quien se identificó como directora de Epidemiología de Benito Juárez, se comunicó por teléfono y ofreció enviar a un equipo a su domicilio para hacer la prueba. 

“Si hubiéramos seguido las indicaciones de Locatel, mi madre habría muerto encerrada, en casa y sin ser reconocida como portadora de coronavirus y todos nosotros en riesgo porque aunque tratamos de ser muy estrictos en la cuestión higiénica, no escapábamos de ser infectados”. 

Luego de que el sábado su condición se agravará aún más fue llevada a urgencias del Hospital Ángeles Metropolitano donde, de acuerdo a su hija, de inmediato le practicaron la prueba, misma que para cuando falleció, confirmó que la causa de su deceso fue el virus, adquirido durante su estancia en España. 

Martha fue cremada y su familia no pudo siquiera hacerle un funeral. Todos se encuentran en aislamiento y aunque no presentan síntomas, saben del riesgo de haber estado en contacto con ella durante los cuidados que le dieron en casa. “Todos estamos aislados, bajo observación y reforzando nuestro sistema inmunológico”. 

Después de la muerte de Martha, el Hospital ABC envió a la familia los resultados positivos al Covid-19, ocho días después de su habérsela realizado. 

Familiares de Martha enviaron a MILENIO las dos pruebas realizadas el 17 y el 21 de marzo donde se confirmaba que era portadora de Covid-19. 

Además, en entrevista con Elisa Alanís, la mujer acusó que la Secretaría de Salud nunca acudió a realizarle a prueba a su madre ni ha acudido a aplicar la prueba a sus familiares cercanos. 

«Hoy solo tengo sus cenizas y un resultado de un examen por el que pagamos 25 mil pesos, esperando esa falsedad que dijeron que iban a venir a atender casos urgentes». «(…) 

“Este virus sí mató a mi madre, no es ninguna fantasía y no se le pude tomar de la forma tan superficial que le ha el gobierno del país, hoy perdí a mi madre y espero no perder a nadie más», afirmó. 

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas