Sancionan a gasolineras por salirse de la norma

El Pleno de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) determinó este lunes una sanción para diversas empresas y personas físicas que incurrieron en conductas anticompetitivas en el sector gasolinero.

De esta forma Gasmart, Appro y Eco, así como las sociedades Colorado, Florido, Becktrop y Dagal –además de 11 personas físicas que actuaron en su representación– recibieron multas por salirse de la norma en los municipios de Tijuana y Mexicali, en el estado de Baja California.

Las prácticas anticompetitivas sancionadas consistieron en acuerdos entre competidores para mantener los precios de las gasolinas en el precio máximo determinado por el Ejecutivo federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Por lo anterior, se les impusieron multas que en conjunto suman 51 millones de pesos.

La Cofece detalló que desde 2015 y como medida previa a la liberalización de los precios de las gasolinas aplicables para dicho año, la SHCP anunció la entrada en vigor de los precios máximos de venta al público. A partir de esta nueva política, los expendedores podían ofrecer, de manera independiente, precios menores al máximo para ganar la preferencia de los consumidores.

Sin embargo al observar esta situación, Onexpo Baja –organismo que agrupa a diversas estaciones de servicio del estado de Baja California– convocó a los distintos gasolineros con el objetivo de lograr “la unidad en el sector” respecto a los precios de las gasolinas en Tijuana. En este sentido, Gasmart, Appro y Eco acordaron mantener el precio de las gasolinas en el máximo determinado por la SHCP y abstenerse de dar descuentos. De los precios reportados por esos mismos gasolineros se desprende que mantuvieron el precio máximo establecido por la SHCP del 1 de enero hasta la primera quincena de febrero de 2015.

Después de esta fecha y hasta finales de febrero del mismo año, estos grupos –además de Florido– cambiaron la modalidad y comenzaron a aplicar de manera coordinada descuentos a los precios de las gasolinas en ciertas zonas.

Más adelante, a inicios de 2017, las empresas ahora sancionadas sostuvieron una serie de reuniones e intercambios de correo electrónico y mensajes por Whatsapp, encaminadas a mantener el precio máximo determinado por la SCHP y no aplicar el estímulo fiscal1 en el precio de las gasolinas que se había previsto para la zona de la frontera norte del país.

Estos acuerdos provocaron sobreprecios estimados por la autoridad en 10 centavos por litro en lo que toca a Tijuana, y de hasta 60 centavos por litro en Mexicali, lo que generó un daño al mercado calculado en 27 millones 431 mil pesos, por lo que se buscará la restitución del daño a través del esquema de multas para cada uno de los actores involucrados.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas