Robos violentos en cajeros automáticos se duplicaron con respecto al 2018

Ciudad de México.- Tras salir el miércoles de una sucursal bancaria de donde retiró 45 mil pesos en efectivo, el encargado de alimentos de la universidad Tecnológico de Monterrey, en el campus Santa Fe de la Ciudad de México, fue asaltado por dos hombres armados que le dispararon en una pierna y se dieron a la fuga con el botín, hasta que horas después fueron detenidos por la policía capitalina.

Sucesos como este no son, desde luego, novedosos en la ciudad; de hecho, son una constante desde hace décadas. Sin embargo, las estadísticas oficiales advierten que, en lo que va de la nueva administración de Claudia Sheinbaum, hubo un aumento sobresaliente de los asaltos saliendo de un cajero o sucursal bancaria.

De acuerdo con cifras presentadas el miércoles por la Agencia Digital de Innovación Pública en su informe más reciente, entre enero y octubre de este año van contabilizadas 586 carpetas de investigación por asaltos con violencia en cajeros; es decir, algo más de 2 atracos por día.

Esta cifra supone que entre enero y octubre de este año se han cometido 303 asaltos más en cajeros que en el mismo periodo de 2018; un alza del 100%.

El aumento de asaltos en cajeros de la Ciudad también se aprecia si se mide en tasa por cada 100 mil habitantes: en 2018, la tasa era de 3.24 robos en cajero por cada 100 mil habitantes, mientras que este año aumentó al doble: 6.68 sucesos por cada 100 mil personas.

En cuanto a la comparativa de diciembre de 2018, el primer mes de la nueva administración capitalina, con octubre de este año, ésta arroja un ligero aumento del 10%: se pasó de 50 denuncias cuando llegó Claudia Sheinbaum a 55 en octubre.

Las estadísticas publicadas por la Agencia Digital muestran que en los últimos dos meses la curva de evolución de los asaltos en cajero va en descenso, aunque las 55 denuncias de octubre aún están lejos de las 28 que se registraron en julio del año pasado.

El miedo a ser víctima de un asalto en un cajero automático no es exclusivo de los habitantes de la Ciudad de México. De hecho, en su más reciente encuesta de junio de este año sobre percepción ciudadana de seguridad, el Inegi señaló que 8 de cada 10 mexicanos se sienten inseguros cuando sacan dinero de un cajero automático localizado en la vía pública, y 6 de cada 10 dijeron lo mismo cuando están en un banco.

Otro delito que ha experimentado un aumento notable en la Ciudad de México es el de robo a pasajero a bordo de taxi con violencia.

Según las cifras oficiales, en la presente administración de Sheinbaum se registraron 346 denuncias por asaltos en el taxi, hasta 192 más que el año pasado; un aumento del 124%.

Por tasa, en 2018 ésta era de 2.18 robos a pasajeros de taxi por cada 100 mil habitantes, y en 2019 se disparó a más del doble: 4.15 por cada 100 mil habitantes.

Otro delito que se disparó es el de robo a transportista con y sin violencia: en la presente administración, suman 102 denuncias por este ilícito; un 61.9% más que el año pasado.

Mientras que el robo a casa habitación con violencia aumentó 48%: de 432 carpetas de investigación por este delito en 2018, se pasó a 643 en la presente administración.

Para todos estos delitos, incluido el de asaltos en cajeros, la Agencia Digital de Innovación Pública señaló que durante la pasada administración hubo un “maquillaje” de las cifras para reportarlas a la baja.

Por ejemplo, en el caso de los asaltos en cajeros, la Agencia señaló que el año pasado se registraron 335 carpetas de investigación, cuando en realidad eran 368, casi un 10% más.

En otro ilícito, el de las violaciones sexuales, la Agencia reportó un subregistro de más del 90%: el anterior gobierno capitalino reportó 729 carpetas por este delito en 2018, cuando en realidad sumaban mil 401.

Por otra parte, las estadísticas oficiales muestran que en lo que va del Gobierno de Claudia Sheinbaum 8 delitos se redujeron, entre estos varios de alto impacto social y de alta incidencia.

Uno de los delitos de alto impacto que van a la baja es el de secuestro, que se redujo un 33.8%: se pasó de 242 denuncias en 2018, y una tasa de 2.7 cada 100 mil habitantes, a 160 casos en lo que va de 2019, y una tasa de 1.8 cada 100 mil.

Los robos en el Metro también reportan un descenso notable: se pasó de 3 mil 893 denuncias el año pasado a 2 mil 556 en 2019, un descenso del 34%.

Mientras que los robos a transeúnte en vía pública y sin violencia también bajaron 33.8%.

Recientemente, el pasado lunes, la jefa capitalina presumió en un evento con secretarios de seguridad municipales que los homicidios también bajaron en la ciudad, al igual que otros ilícitos como el robo de vehículos con y sin violencia.

Concretamente, la mandataria dio dos datos.

Uno, si se compara el dato del mes de octubre de 2018 con el de octubre de este año, hay una reducción de los asesinatos del 12%.

Y dos, si se compara diciembre de 2018, cuando ella entró al gobierno, con el último mes de octubre de este año, la reducción es aún más grande: el 34%.

“No estamos satisfechos con todo lo que se ha hecho, pero vamos por buen camino”, subrayó Sheinbaum.

Ambas cifras son ciertas. Sin embargo, la jefa capitalina no dijo que la comparativa de sus 11 meses de gobierno con el mismo periodo del año anterior no arroja una reducción global de homicidios dolosos, sino un aumento.

Según datos de la Procuraduría capitalina, en lo que va de gobierno de Sheinbaum suman mil 338 carpetas de investigación por homicidio doloso, 122 más que en el mismo periodo del 2018.

Por ello, El Sabueso, el ejercicio periodístico de fact-checking de Animal Político, calificó el dicho de Sheinbaum como discutible, pues dependiendo del periodo que se revise se puede concluir que los homicidios disminuyeron o aumentaron.

Con información de Animal Político

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas