Restaurantes sobreviven a duras penas durante pandemia de Covid

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La pandemia de Covid-19 provocó un impacto mortal para muchos restaurantes y bares, los cuales no aguantaron el embate del confinamiento y la caída en sus ventas.

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), consideró que la crisis causará el cierre de más de 100 mil establecimientos en el país.  

La Asociación Mexicana de Restaurantes (AMR) reveló que cuatro de cada 10 negocios de emprendedores independientes no pasarán después de los primeros tres años de su fundación y sólo dos de cada 10 lograrán subsistir después de cinco años.

Te puede interesar: Bares, restaurantes y playas, culpables de rebrote del coronavirus en Europa 

Para los antros y bares, mudar su formato a restaurante ha sido un gran reto, pues de acuerdo con información dada a conocer en la Revista Alto Nivel la adaptación cuesta aproximadamente medio millón de pesos.

A duras penas continúan sobreviven los restaurantes durante la pandemia de Covid-19.

Hace algunas semanas, algunos empresarios anunciaron la creación del Frente Nacional de la Industria del Entretenimiento Nocturno para proteger los 800 mil empleos y que la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aseguró que dicha apertura es posible de manera paulatina y bien vigilada por epidemiólogos.

Restaurantes se cobra cientos de desempleados

Además de los dueños, los grandes afectados por el cierre o el cambio de giro de los negocios nocturnos provocó el despido de cientos de personas, mientras que lo que se quedaron sufrieron una reducción de sus sueldos.

A duras penas continúan sobreviven los restaurantes durante la pandemia de Covid-19.

Desde el 1 de julio, los restaurantes obtuvieron el permiso de volver a abrir sus puertas con ciertas restricciones.

Tal vez una de las restricciones que más pesan es el aforo reducido de un máximo de 30%, pero con el paso de las semanas, muchos restaurantes no llegaban a ese porcentaje.

Gracias a que cada vez más, los mexicanos han salido más del confinamiento y han vuelto a retomar sus actividades con ciertas medidas, los restaurantes también se han adaptado mejor y han encontrado nuevas estrategias que acercarán a los clientes a llenar sus aforos permitidos.

JGR