Pueblos unidos acusan injustificadamente de represión

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Líderes del movimiento de Pueblos Unidos acusan injustificadamente a la Cuarta Transformación de represión pese a que no ha habido intervención alguna del estado.

Sobre la carretera México – Puebla se encuentra ubicado un plantón, desde hace seis meses, con serias afectaciones a la economía y seguridad local.  Los líderes del plantón son asociados a dinámicas de grupos de choque que atentan contra vías públicas y propiedad privada, sin embargo señalan a la Cuarta Transformación de represión.  

A pesar de que no habido algún intento por recuperar el tramo de vía federal, ocupando la fuerza pública, y de que autoridades han insistido en abrir canales de diálogo, los líderes señalan ser víctimas de represión (por parte de la 4T) desde que decidieron tomar una planta en el municipio de Juan C. Bonilla, Puebla.

Líderes del movimiento de Pueblos Unidos acusan injustificadamente a la Cuarta Transformación de represión pese a que no ha habido intervención alguna del estado.

Desde el mes de marzo se cerró el tramo de la carretera y se realizó una clausura simbólica a la planta embotelladora. En agosto se registró el ingreso ilegal de personas para tomar la planta y convertirla en casa de cultura. De acuerdo con líderes del movimiento de Pueblos Unidos, dejar la planta ya no está sujeto a negociación, por lo que se trata de una ocupación definitiva.

Vecinos y diversas autoridades tienen identificados a Miguel López Vega, Alejandro Torres Chocolatl, Alberto Cirne e Israel Mendoza Tepale como personas conocidas por participar reiteradamente en movimientos de oposición a varias empresas y proyectos públicos de infraestructura para ampliar la capacidad de los servicios públicos.

Desde 2014 existen procesos en revisión, ese año la Comisión Federal de Electricidad interpuso una denuncia (contra Miguel López Vega y Alejandro Torres Chocolatl) argumentando que privaron de su libertad a trabajadores de la CFE cuando estos se oponían al desarrollo del Proyecto Integral Morelos en dicho estado. En 2015, un juzgado con sede en Tlaxcala negó el amparo a Alejandro Torres Chocolatl argumentando que el juez que giró la orden de aprehensión valoró correctamente las pruebas en contra de ambos.

Hasta el momento ni el gobierno estatal de Puebla o el Gobierno Federal han instruido a la fuerza del orden a actuar con el uso de fuerza para liberar la carretera y la planta. No obstante, los liderazgos han empezado una campaña de difamación con señalamientos de represión. 

Dicha dinámica tiene el objetivo de generar la percepción de que las expresiones sociales son atacadas por el gobierno de forma represiva. Lo anterior ha llamado la atención pues los gobiernos de la “Cuarta Transformación” abiertamente se han comprometido con la libertad de protesta y expresión. En esta situación se ha demostrado dar prioridad al diálogo y expresión social. 

Para muchos habitantes existe desconfianza sobre el movimiento y las personas que lo integran. Son percibidos como liderazgos que usan causas sociales para beneficio propio de forma similar a cacicazgos dentro de Antorcha Campesina: usar la causa para fines privados sin beneficiar a los más necesitados.

Líderes del movimiento de Pueblos Unidos acusan injustificadamente a la Cuarta Transformación de represión pese a que no ha habido intervención alguna del estado.

A más de seis meses de esta situación, los costos económicos y sociales son ya elevados. 

El Gobierno Federal no puede eludir la percepción negativa sobre este antecedente que debilita el estado de derecho y pone en tela de juicio la protección a la propiedad privada.

Te puede interesar: Encabeza Puebla negocio de huachicol

Esto nos demuestra que el liderazgo no representa a la izquierda, están actuando como cúpulas conservadoras que se parecen más a Antorcha Campesina.

Es decir, están reproduciendo dinámicas clientelares que movilizan y se aprovechan de poblaciones vulnerables para beneficio personal. Si el liderazgo no está con la 4T entonces la 4T no debería estar con el liderazgo del movimiento Pueblos Unidos.

JGR