En picada, nueva Ley de Outsourcing tras controversias en Palacio Nacional

Email
Twitter
Facebook
WhatsApp
Telegram
La nueva reforma del presidente Andrés Manuel López Obrador tiene como objetivo prohibir el outsourcing y está viviendo fuertes críticas. 

Expertos en el tema y quienes han estado al pendiente de las negociaciones, dicen que los empresarios ya tienen claro que en Palacio Nacional no tienen interés en ceder demasiado.

Te puede interesar: Outsourcing: abuso para los derechos laborales

Por esta razón están tratando de negociar tres cosas: 

1.- Que se le quite la tipificación como delincuencia organizada

2.- Que se amplíe el plazo para su entrada en vigor, pues el gobierno quiere que sea prácticamente de inmediato

3.- Que se imponga un tope al reparto de utilidades, a fin de garantizar que se pueda recontratar a la mayor cantidad posible de personal. 

Los diputados de Morena tienen el interés de aprobar la nueva ley el próximo miércoles, a más tardar, esté como esté la iniciativa.

Cabe mencionar que este proyecto y las negociaciones están siendo llevadas a cabo por Zoé Robledo y Luisa Alcalde. 

Por el lado de la iniciativa privada hay quejas de que el gobierno sigue poniéndole trabas a la inversión, en lugar de fomentarla, pues dentro de Palacio Nacional hay mucho votos en contra y a favor, lo que lo vuelve un completo debate.

Esta situación explica en parte el hecho de que han crecido 22 por ciento las inversiones de mexicanos en Estados Unidos. 

Te puede interesar: ¿Qué propone la iniciativa de regulación al outsourcing? Aquí te contamos

JVR