PGR acumula pruebas en contra del Ejército

Email
Twitter
Facebook
WhatsApp
Telegram

La mañana del 24 de febrero de 2015, el ingeniero Francisco Herrera, entonces de 39 años, fue interceptado cuando conducía a su trabajo, en la ciudad de Tampico, Tamaulipas; por al menos dos vehículos que lo encajonaron en una avenida y lo obligaron a parar la marcha pues sus teléfonos registraron actividad en coordenadas que corresponden exactamente con la ubicación del Campo Militar Número 1. 

Tal como registraron las cámaras del C4 de la ciudad, de uno de esos autos descendió al menos una persona, que abordó la camioneta del ingeniero Herrera, y luego los tres vehículos partieron, ya con el ingeniero bajo “privación ilegal de la libertad”, para luego perderse, tal como señalan las averiguaciones previas que por separado iniciaron tanto la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas, el mismo día de los hechos, como la Procuraduría General de la República, un mes después.

Es impresionante que existan este tipo de situaciones dentro del país, bien sabemos que la delincuencia organizada, el narcotráfico y demás acciones delictivas han estado muy presentes en nuestra sociedad, pero no es posible que ya no podamos confiar ni en nuestro ejercito, que se supone es quien nos cuida de situaciones extremas.

No sabemos bien el porqué las autoridades militares actúan de manera incorrecta ante este tipo de situaciones y hasta cierto punto aparenten realizar adecuadamente su trabajo. si bien es cierto, al parecer ya no podemos tener la seguridad ni podemos depositar la confianza en quienes deberíamos.

Esperemos este tipo de situaciones sean erradicadas y las autoridades de cualquier rango actúen conforme les corresponde, y puedan ser sancionados de la manera adecuada; sabemos que el país puede mejorar y queda en nosotros mismos individualmente realizar el cambio.

Con Información de: ANIMAL POLÍTICO

Noticias relacionadas

Deja un comentario