Padres de los 43 denuncian represión policiaca en Chiapas

El Comité de padres y madres de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa denunció este domingo un desalojo violento por parte de la policía en Chiapas en contra de la Caravana Sur en Busca de los 43, que, de acuerdo con su reporte, dejó un saldo de tres estudiantes normalistas heridos, dos madres heridas y también una niña de tres años con alguna lesión.

«Alrededor de las 6 de la mañana de este día, arribaron las madres y padres de familia de los 43 a la escuela Normal Rural Mactutzá Chiapas, como parte de las visitas que tienen programadas en todas las escuelas normales Rurales del País. El programa era almorzar de 8 a 9; de 10 a 11, reunión con la base estudiantil; de las 12 a las 14 horas, reunión con las organizaciones sociales y a las 5 de la tarde, la marcha con todas las organizaciones», dio a conocer el Comité en un comunicado.

«Sin embargo, a las 8 de la mañana, más de doscientos policías estatales con tanquetas y bombas de gas lacrimógeno se apostaron en la entrada de la Escuela Normal sin explicación válida alguna. Alrededor de las 8 y media de la mañana, los policías, sin ningún protocolo, empezaron a tirar proyectiles de gas lacrimógeno hacia los padres y madres de los 43 y estudiantes normalistas, la represión duró por espacio de una hora, con un saldo de tres estudiantes heridos, dos madres y su nieta de tres años», agregó.

De acuerdo con información del Comité, dos estudiantes fueron impactados en la cabeza con un proyectil, uno de ellos de Ayotzinapa, y se reportan como graves.

«Están recibiendo atención médica en la policlínica ubicada en la avenida quinta Norte. Las madres de familia se encuentran en la Escuela Normal sin poder salir para recibir atención médica porque la Escuela sigue sitiada por la policía estatal», denunciaron.

Según Vidulfo Rosales, abogado de los padres de los 43, un policía «a una distancia aproximada de un metro disparó un escopetín», y el proyectil impactó en el cráneo de Juan Antonio Flores García, estudiante de primer año de la Normal Rural de Ayotzinapa, desvaneciéndose al instante.

«Sus compañeros lo auxiliaron llevándolo al Hospital Rojas en Tuxtla Gutiérrez. Al momento, su vida pende de un hilo. Los médicos han informado que tiene fractura de cráneo y en unas horas será operado para ver si salva la vida», mencionó.

Ezequiel Gómer García, de Comunicación Social de la Secretaría de Seguridad de Chiapas, dijo que el joven resultó herido, aunque, de forma preliminar, creen que esto fue el impacto de una piedra.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas