A mi no me va a intimidar ni a mantener callado.- Corral

El Gobernador de Chihuahua, Javier Corral afirmó que el presidente Andrés Manuel López Obrador quiere tener a los gobernadores sometidos y humillados, pero que con él se va a topar con pared porque no lo va a intimidar ni callar.

Fue durante una entrevista para la Primera Emisión de Imagen Radio Multicast con Pascal Beltrán del Río, Corral enfatizó que López Obrador está generando una interpretación contraria a lo que es el conflicto por agua en la entidad,  porque el problema lo tiene no por Chihuahua ni por lo productores, sino por lo que ocasionaron los actuales funcionarios de Conagua “que dejaron de pagar e incumplieron el ciclo 34 que colocó a México en esta tensión”.

“A sus colaboradores el Presidente les pide  obediencia ciega y a los gobernadores los quiere sometidos, callados, nunca acepta su responsabilidad y siempre busca un culpable en otro lado  y no donde lo debiera encontrar. 

“Quiere sometidos a los gobernadores o humillados y, con nosotros, se va a topar en pared; a otros los podrá intimidar , a otros los podrá asustar, quizás porque tienen faltas vulnerables, en mi caso, te lo puedo decir, el Presidente se está equivocando, a mi no me van a intimidar ni me va a mantener callado, nosotros vamos a responder con respeto pero con firmeza”, recalcó.

Afirmó que Chihuahua ya pagó a Estados Unidos y se estuvo haciendo cargo solamente de la negociación con los productores.

“Chihuahua ha entregado y entregará el 24 de octubre 905 millones de metros cúbicos de agua, con datos de Conagua. Yo le preguntó al presidente si ¿esto es el 55% que nos corresponde?, porque México tiene que entregar 2 mil 158 millones de metros cúbicos de agua”, dijo.

Corral reiteró que el mandatario no tiene ningún elementos para decir que Chihuahua respalda las tomas de casetas y los bloqueos en vías del tren; afirmó que jamás se ha estado de acuerdo con los actos violentos, destrozos e  incluso han iniciado sus propias investigaciones sobre los desmanes. 

Apuntó que no es fácil ponerse de acuerdo con el gobierno federal porque el Presidente está acostumbrado a descalificar a cualquiera que le diga no o se oponga a sus puntos de vista; comentó que no están en la gobernación del país sino en la descalificación permanente. 

“Todo el que no está con él, está contra él. Es traidor, es hipócrita, es corrupto, etcétera. El país no se puede conducir con ese temperamento, el Presidente necesita darse una pausa para pensar qué está haciendo y acercarse a la realidad”, dijo. 

También lee: AMLO acusa a Javier Corral por uso electoral del agua

Fue esta mañana cuando Andrés Manuel López Obrador declaró que respeta pero no comparte el punto de vista de Javier Corral, gobernador de Chihuahua, sobre el Tratado de Aguas.

«El gobernador, en vez de ayudar a que se cumpla con este acuerdo, se opuso», señala y añade que la actitud es por las próximas elecciones. 

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas