La Merced a punto de quebrar por pandemia y las tragedias

Email
Twitter
Facebook
WhatsApp
Telegram

En el marco de su 63 aniversario, el mercado de La Merced se encuentra en graves problemas debido a la pandemia de Covid-19 y a las tragedias que se han presentado en años pasados.

El incendio ocurrido el 24 de diciembre de 2019 consumió varios locales de la nave mayor, dejando graves daños materiales, de los cuales los locatarios no se han podido recuperar.

Las instalaciones fueron cerradas por varias semanas para que las autoridades efectuarán las indagatorias correspondientes, lo cual también afectó las ganancias de los comerciantes.

Poco a poco los locatarios trataron de recuperar lo perdido, pero la emergencia sanitaria decretada por el Covid-19 provocó una nueva crisis.

Algunos de los locatarios tuvieron que cerrar sus cortinas de forma definitiva, pese a que muchos de ellos ya llevaban más de 30 años en el mítico centro de comercio popular.

Los ingresos de la mayoría de los comerciantes de este mercado cayeron 70% en esta pandemia,  sin embargo hay algunos que todavía tienen las esperanzas de que las cosas mejoren y vuelvan a tener los ingresos de antes. 

Asimismo, esperan que las obras de reconstrucción por el incendio culminen pronto ya que hay algunos locales que todavía no son habilitados. 

La otra parte recuperada y que no sufrió tanto daño entre puestos de comida, frutas y legumbres, dulces y flores, se escuchan los gritos de los comerciantes, aunque igual que sus compañeros intentan sobrevivir a la pandemia.

El incendio ocurrido el 24 de diciembre de 2019 consumió varios locales de la nave mayor, dejando graves daños materiales, de los cuales los locatarios no se han podido recuperar.

Las instalaciones fueron cerradas por varias semanas para que las autoridades efectuarán las indagatorias correspondientes, lo cual también afectó las ganancias de los comerciantes.

Poco a poco los locatarios trataron de recuperar lo perdido, pero la emergencia sanitaria decretada por el Covid-19 provocó una nueva crisis.

Algunos de los locatarios tuvieron que cerrar sus cortinas de forma definitiva, pese a que muchos de ellos ya llevaban más de 30 años en el mítico centro de comercio popular.

Los ingresos de la mayoría de los comerciantes de este mercado cayeron 70% en esta pandemia,  sin embargo hay algunos que todavía tienen las esperanzas de que las cosas mejoren y vuelvan a tener los ingresos de antes. 

Asimismo, esperan que las obras de reconstrucción por el incendio culminen pronto ya que hay algunos locales que todavía no son habilitados. 

La otra parte recuperada y que no sufrió tanto daño entre puestos de comida, frutas y legumbres, dulces y flores, se escuchan los gritos de los comerciantes, aunque igual que sus compañeros intentan sobrevivir a la pandemia.