Magistrado pide revocar la constancia de mayoría a la panista Martha Erika Alonso en Puebla

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

En las pasadas elecciones del 1 de julio en Puebla el Instituto Estatal Electoral aprobó el cómputo final de los comicios para gobernador entregando la constancia a Martha Erika Alonso candidata de la coalición “Por Puebla al Frente”, como la gobernadora electa.

Sin embargo, Morena y su candidato, Miguel Barbosa interpusieron recursos de inconformidad y solicitaron el recuento total de la votación ante las irregularidades señaladas y la reducida diferencia que había entre ambos candidatos. Sin embargo esta petición que fue negada por el Tribunal Electoral de Puebla.

No fue sino hasta el 19 de septiembre que la Sala Superior del TEPJF ordenó el recuento total de la votación, la cual se realizó del 24 al 30 del mismo mes.

El 10 de octubre, el Tribunal local dictó sentencia confirmó la validez de la elección y el triunfo de Martha Erika Alonso.

El 16 de octubre, nuevamente  Morena y Miguel Barbosa impugnaron la sentencia ante la Sala Superior. Para el 25 de octubre y 13 de noviembre los promoventes presentaron ampliaciones de demanda, mismas que resultan procedentes por tratarse de hechos que ocurrieron con posterioridad a la promoción de los juicios.

Ante esto, el magistrado José Luis Vargas Valdez hizo público el proyecto que deberá ser puesto a consideración de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), integrada por siete magistrados, antes del 15 de diciembre. En que propone:

 

  1. Revocar la sentencia dictada por el TEE.
  1. Declarar la nulidad de la elección.
  1. Revocar la entrega de la constancia de mayoría a favor de Martha Erika Alonso Hidalgo, postulada por la alianza “Por Puebla al Frente”.
  1. Se solicita al INE que, convoque a elección extraordinaria, en el entendido de que la jornada electoral extraordinaria, deberá celebrarse dentro de los 60 días siguientes a la notificación de la ejecutoria.
  1. Se da vista al INE para que proceda a dar inicio al procedimiento de destitución de consejeros y consejeras del Instituto Estatal Electoral, y para que inicie los procedimientos sancionadores que correspondan por cuanto a los funcionarios de la autoridad electoral cuyo actuar generó las irregularidades advertidas en la resolución.
  1. Se da vista a la Fepade a efecto de que, de ser el caso, inicie las carpetas de investigación que correspondan derivado de alguna de las inconsistencias advertidas en la presente resolución.
  1. Se ordena al Instituto Electoral de Puebla dé inicio al procedimiento sancionador que en derecho corresponda.

 

En el proyecto propone anular la elección a Gobernador y revocar la constancia de mayoría entregada a la panista Martha Erika Alonso.

Señala que el Tribunal Electoral de Puebla no revisó adecuadamente las impugnaciones presentadas por Morena, por lo cual pide se declaren sin validez lo que se avaló en el ámbito local.

Además en la ponencia acredita que hubo una violencia generalizada el día de la elección, sin embargo señala que el número de boletas robadas es solo de 800, lo que representa apenas el .02% del total, por lo que este no es el argumento más importante:

“Es así pues el tribunal local analizó de forma deficiente el planteamiento de los promoventes pues se valoraron pruebas que no guardaban relación con hechos de violencia. Así, en plenitud de jurisdicción se tiene por acreditado que en 59 casillas ocurrieron hecho de violencia en los siguientes términos: a) en 51 casos existió robo, quema y/o destrucción de materiales electorales, y b) en 8 casillas se suspendió la recepción de la votación de forma temporal o definitiva por riesgo de violencia”.

La acusación más fuerte es el de la violación de la cadena de custodia por parte del Instituto Electoral del Estado (IEE), pues se acusa que la bodega donde se resguardaron las urnas tenía dos accesos, no uno, que las cámaras de seguridad estuvieron encendidas solo el 22% del tiempo y que las 50 veces que los funcionarios entraron no se acreditó que hayan convocado a los representantes de los partidos, como marca la ley.

“No existe evidencia que acredite que se invitó a los representantes de los partidos políticos a presenciar tales diligencias, tal y como lo exigen los Lineamientos de control y resguardo de paquetes”

En contraste, los argumentos de Morena que se proponen declarar como infundados son la detención ilegal de brigadistas del partido de izquierda el día de la elección; que funcionarios estatales hayan robado paquetería electoral, y que la coalición Por Puebla al Frente haya comprado votos.

También se señala que es infundado el señalamiento de que en el hotel MM se encontraba un laboratorio para falsificar boletas y aumentar la ventaja de la candidata de la alianza encabezada por el PAN, Martha Erika Alonso.

 

Deja un comentario