¿Los salarios de los jueces no deben reducirse?

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Olga Sánchez Cordero, propuesta para dirigir la Secretaría de Gobernación en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, tiene claro que lograr la justicia y seguridad en el país depende de diferentes aspectos. Desde la creación de comisiones de la verdad sobre casos específicos y regionales en siete entidades del país, hasta que los salarios de los jueces y magistrados se mantengan como hasta ahora.

Esto parece algo poco objetivo por parte de la exministra pues el querer mantener los salarios como están determinados actualmente no resulta ser la forma correcta de que el objetivo de los gobernadores se cumpla correctamente, ya que solo están movidos por el dinero de una forma descarada la cual no les permite realizar su labor.

El salario tan elevado que obtienen los ministros, gobernadores y demás servidores públicos debería ser ajustado al grado de desempeño que presenten estos. y que alguna bonificación en su salario pueda verse reflejada gracias a su empeño y esfuerzo presentado en sus actividades como funcionarios públicos.

López Obrador al proponer que bajen los salarios de estos puestos, supone un buen inicio como pre actividad a su próximo desempeño como presidente de los Estados unidos Mexicanos. Con ello López Obrador nos muestra que desea que haya un equilibrio y nuevo orden dentro de estas actividades para que el país comience a notar cambios y beneficios.
A pesar de que no se ha establecido formalmente la petición y propuesta ante la Constitución.

Se debería tener mayor iniciativa a este tipo de propuestas donde se vean reflejadas como beneficio para el país.

Con respecto a la primera mujer que participará en la SEGOB con la tarea de pacificar el país al haber informado lo siguiente: “la paz y seguridad de cada familia”, un concepto que sustituye al de “pacificación del país”, porque éste último, dice, “parece tan abstracto, tan etéreo, tan poco aterrizado”. Reconoce que el efecto no se verá pronto, pero la meta es lograr que “las familias puedan salir a la calle, con sus hijos, que sepan que van a regresar del trabajo, de su escuela”.

Parece que puede ser un buen cambio para el país, solo habría que conocer más a fondo la estrategia que será utilizada para poder lograr esta propuesta.Tomando en cuenta que ‘la guerra contra el narco’ durante el gobierno de Felipe Calderón y permanencia de las fuerzas armadas haciendo labores policiales también en la administración de Enrique Peña Nieto ha dejado como saldo miles de víctimas en el país y una violencia a la alza. Mientras sólo queda esperar a que la exministra Olga Sánchez Cordero pueda combatir con este problema y darle tranquilidad al país en esta situación.

Aunado a este conflicto de la seguridad y la paz social, se debe considerar como tema importante el de la mariguana, ya que es un conflicto que presenta el país desde varias décadas atrás. Parece un buen comienzo conocer las propuestas a través de foros en donde interviene la sociedad civil. Para poder llegar a un acuerdo se necesitan de las dos partes, escuchar y opinar.

Deja un comentario