Los niños alzan la voz ante la violencia que inunda al país

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Ciudad de México.- Joselyn Paulina López Gaxiola habló en la tribuna del Congreso de Sinaloa a nombre de la Comisión de Valores. Ante el secretario general de Gobierno, Gonzalo Gómez Flores, y diputados de todos los distritos que en primera fila la escuchaban. La niña diputada del distrito 9, con sede en Angostura y Salvador Alvarado, condenó la violencia que se vive en el país y en la entidad.

“Es hora de todos hacer lo que les corresponde, sólo así podrán empezar a crear el mundo que todos sueñan”, aseguró.

López Gaxiola hizo una fuerte crítica al gobierno y a la fuerzas de seguridad nacionales y sentenció: “Ya no queremos que corten nuestras vidas con balas, robos, homicidios y tanta violencia, nosotros los niños tenemos derecho a vivir en paz, tenemos derecho a un mundo seguro”.

Los niños actualmente no sólo se dan cuenta de lo que acontece por los medios de comunicación, sino que viven en carne propia los hechos violentos que inundan el país.

“Los niños anhelan poder estar una tarde frente a la casa conviviendo con su familia, donde ellos jueguen en el patio de enfrente o en el parque más cercano, respirando y disfrutando la tranquilidad que sólo un ambiente seguro puede dar” destacó Joselyn.

Sin duda alguna, uno de los sectores más afectados y frágiles por la ola de violencia que se vive en México, son los niños.
De 2007 a 2015, 13 mil 388 niños y adolescentes murieron de forma violenta en México. Todos los días, en promedio, cuatro menores de edad perdieron la vida en ese periodo, según los datos del Inegi.

“Unámonos todos y hagámonos uno solo y vamos juntos por un México de paz y seguridad para todos”, finalizó la niña.

Desde Baja California hasta Quintana Roo, la inseguridad se hace presente en cada momento, modificando, y muchas veces acabando con la vida de muchos, incluidos en un sector tan vulnerable como el de los menores.

 

Deja un comentario