Juez determinará si Rosario Robles enfrentará proceso en prisión o libertad

Email
Twitter
Facebook
WhatsApp
Telegram

Ciudad de México.- Ricardo Paredes Calderón, magistrado del Quinto Tribunal Unitario en materia penal de la Ciudad de México, anunció este martes que se tomará tres días hábiles para determinar si mantiene o levanta la prisión preventiva a la exsecretaria de Estados Rosario Robles. Su respuesta será entregada por escrito a ambas partes.

Aunque la decisión se tomará el viernes, el juez podría notificarla de manera oficial hasta el próximo lunes.

En tanto, la siguiente audiencia del caso fue pospuesta para diciembre.

Luego de que el juez anunciara su decisión, le dio la palabra a Robles, quien leyó la carta presentándose como “Rosario Robles Berlanga, inocente”, y arguementando que no hay motivos para mantenerla en prisión preventiva pues siempre se ha presentado de manera voluntaria ante las autoridades.

“No hay razón para que se piense que yo podría sustraerme de la justicia. De hecho, de incio el MP pidió que no hubiera medida cautelar reconociendo esta actitud. Así se discutió y así se decidió el 8 de agosto”, señaló.

La exfuncionaria también dijo que su mayor interés es que se demuestre su inocencia y que nunca ha querido obstaculizar su investigación.

“Jamás he actuado con violencia y contra nadie, y lo que sí debo reconocer es que he sido parte de una gran ola que ha dado grandes batallas por los derechos fundamentales; la presunción de inocencia y el debido proceso”, acotó.

Julio Hernández, abogado de Rosario Robles, reiteró que las pruebas ofrecidas “no fueron tomadas en cuenta por el juez a pesar de haber sido más de ocho”, relativas al arraigo y a la nula peligrosidad de su defendida.

En entrevista para medios, el abogado señaló como otra de las inconsistencias el que nunca se exhibió la supuesta licencia con una dirección inexistente que utilizaron como prueba para sustentar el riesgo de fuga y, como consecuencia, la prisión preventiva.

“Ese documento nunca fue presentado, sino solamente el dicho de su existencia fue suficiente para el juez (…) que determinó que ese documento tenía valor probatorio pleno frente al resto de los documentos y de otros datos que presentó la defensa en su oportunidad”, acotó el abogado.

Ante esto, refirió, que es momento de revisar la labor del juez y determinar si en la audiencia del pasado 13 de agosto obró legalmente o no. “Nosotros sostenemos que en los actos del juez Delgadillo Padierna fueron totalmente ilegales al decretar la prisión preventiva”.

Más tarde, a través de un comunicado, la defensa de Robles añadió que el magistrado, además de haber escuchado sus argumentos, revisará la actuación del juez de control en la audiencia del pasado 12 de agosto.

Durante la audiencia de este martes, el abogado Epigmenio Mendieta argumentó también que, durante la presentación de pruebas, “la fiscalía ocultó información relacionada con el arraigo de Rosario Robles en la Ciudad de México, misma que posteriormente fue tomada por el juzgador como prueba para desestimar su domicilio en la Ciudad de México”.

La determinación de si Robles sigue o no en prisión preventiva será tomada gracias a que su defensa apeló la decisión del juez, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, del pasado 13 de agosto cuando le dictó prisión preventiva oficiosa debido a que, según la Fiscalía General de la República (FGR), existía riesgo de fuga.

Tras dos meses de estar recluida en el penal de Santa Marhta Acatitla, la resolución que se anuncie el próximo viernes será crucial para Robles, porque si bien el proceso penal continuará, el equipo legal considera que podría hacerlo en libertad debido a que, el delito por el que se le acusa no amerita prisión oficiosa”.

Además, aunque el juez decretó que la siguiente audiencia se realizará dos meses después y el plazo venció este domingo 13 de septiembre, tanto la defensa como la Fiscalía solicitaron ampliación de plazo para recabar y aportar más pruebas.

Al no existir diferendo al respecto entre ambas partes, el juez concedió la ampliación de plazo por lo que la siguiente audiencia se realizará en diciembre próximo, confirmó el equipo de trabajo de la exsecretaria.

El pasado 13 de agosto, el Ministerio Público argumentó al juez Delgadillo Padierna que Rosario Robles había tramitado una licencia de conducir en la Ciudad de México con un domicilio distinto al que había registado como su domicilio, lo que demostraba que la exfuncionaria había mentido y que no había certeza para ser localizada.

Con información de Animal Político