Javier Duarte, amigo íntimo de los PRImazos

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Javier Duarte Ochoa, considerado el paradigma del mal gobierno, sostenía lazos cercanos con los primos Enrique Peña Nieto y Alfredo del Mazo Maza

epn-duarte

Ciudad de México.-  Los habitantes del país, especialmente los mexiquenses, sienten mucha desconfianza, debido a la opacidad, y la violencia con la que se viven las elecciones por la gubernatura del Estado de México.

La campaña más afectada por la desconfianza del electorado es la de Alfredo del Mazo Maza, pues lleva el estigma de las corruptelas del PRI, que han sido reavivadas por la reciente captura de Javier Duarte.

En lugar de celebrar la reciente captura del exgobernador, los mexiquenses se cuestionan las circunstancias que rodearon este hecho, y descubrieron que la fiscal de Guatemala, Thelma Aldana Hernández comentó que antes del 15 de abril no existía una solicitud de aprehensión por parte de PGR.

Todo apunta a que la aprehensión de Duarte, fue simplemente una estrategia de campaña que en esta ocasión no resultó, pues ni la gente de Veracruz, ni la del Estado de México olvidan que Duarte sostenía una relación cercana con el presidente Enrique Peña Nieto y con el actual aspirante a la gubernatura del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, como se puede apreciar en las siguientes publicaciones de las redes sociales de ambos políticos:

Duarte fue nombrado por Peña Nieto como la definición del Nuevo PRI y al final de su mandato se convirtió en el paradigma del mal gobierno, así que sin importar lo que digan las encuestas, Alfredo del Mazo, se enfrenta a un electorado más inteligente, que se niega a ser manipulado, que cuestiona, que increpa y que posiblemente elija a alguno de los representantes de la alternancia este próximo 4 de junio.

Deja un comentario