EZLN se opone a construcción del Tren Maya

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) rechazó el proyecto del Tren Maya del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pues, aseguraron, que la construcción busca «destruir un territorio» y dañar el medio ambiente y a las personas.

Durante la conmemoración de los 26 años del movimiento zapatista, el subcomandante insurgente Moisés, rechazó el megaproyecto del gobierno federal y aseveró que defenderán sus tierras incluso «con su vida».

Puntualizó que hace unos días se llevó a cabo una «simulación de consulta» donde solo se consideró los posibles beneficios que las obras como la del Tren Maya traerían a los ciudadanos.

Además, añadió que los megaproyectos en tierras indígenas son una manera de retarlos. Por lo que los zapatistas señalaron al gobierno capitalino por la muerte del activista Samir Flores Soberanes, ocurrida el pasado 20 de febrero de 2019.

Ante esto, el presidente López Obrador acusó al EZLN de contar con información suficiente sobre el megaproyecto. Por lo que reiteró que la construcción del Tren Maya no afectará a las comunidades indígenas, sino traerá beneficios y desarrollo.

«Les diría que no tienen toda la información. No se va a afectar a las comunidades indígenas en nada, al contrario, se está beneficiando a los pueblos indígenas como nunca se había hecho», subrayó.

El mandatario nacional también comentó que «antes se respetaba, se admiraba al indígenas muerto, incluso hasta se les utilizaba en lo político, lo ideológico, pero no se hacía nada por el indígena vivo que padece pobreza y marginación».

Tras ser cuestionado sobre la posibilidad de que su gobierno establezca una mesa de diálogo con el Ejército Zapatista, el presidente de México no descartó que sea el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas el que pueda entablar encuentros.

«Lo puede llevar a cabo (comunicación con EZLN), el Instituto de Pueblos Indígenas, y estamos dispuestos a hablar con todos, con quien nos busque o quiera tener información, con mucho gusto. No tenemos enemigos, mucho menos a los indígenas», respondió.

El mandatario apuntó que el rechazo que puede externar el EZLN a sus proyectos de infraestructura pueden ser de carácter ideológico, pero descartó que vaya a ser autoritario e imponer su visión a la fuerza.

«Los trato con mucho respeto, por eso me extraña eso de que ‘vamos a defender la tierra con la vida’. Si yo no soy Salinas. Pero son libres de plantear lo que consideren», comentó.

«Que no esperen nuestros adversarios conservadores, de izquierda y de derecha, que nosotros actuemos de manera autoritaria. No somos iguales. Nosotros somos pacifistas», puntualizó el mandatario.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Noticias relacionadas