El ocaso del gobierno de EPN y las responsabilidades que aún no asume

Email
Twitter
Facebook
WhatsApp
Telegram

En estos días, Enrique Peña Nieto ha realizado diversas entrevistas, pues se acerca su sexto y último informe de gobierno. En éstas, habló sobre su gobierno, sus aciertos y errores.

 

Aunque respondió a cuestionamientos obligados como la llamada Casa Blanca y la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, admitiendo que marcaron su gobierno, no aceptó que es su responsabilidad: La inmoralidad política de su conducción, la corrupción e impunidad de un mandato que tiene en esos dos referentes la expresión más clara de la podredumbre que corroe su gestión desde el inicio.

 

‘No fue suficientemente explicado’, la frase que en repetidas ocasiones usó para escudarse en el asunto de la Casa Blanca, el cual acabó con la poca credibilidad que la sociedad mexicana tenía.

 

Si aún quedan dudas de la corrupción e impunidad del gobierno de Enrique Peña Nieto, basta con recordar y analizar casos como la Estafa Maestra, donde servidores públicos desviaron recursos del pueblo para su beneficio, se hizo entregando 7 mil 670 millones de pesos en contratos ilegales. Participaron 11 dependencias federales, 8 universidades y más de 50 funcionarios.

 

El caso Odebrecht que también involucra a funcionarios del gobierno, la Casa Blanca, los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, y seguro muchos más de los que no se tiene registro.

 

Lamentablemente, este fue un sexenio en donde las acciones para beneficio del pueblo, nunca salieron a la luz. La corrupción y la impunidad triunfaron una vez más arrasando en su paso, a miles de mexicanos que sufrieron las consecuencias de un gobierno inservible.

 

Deja un comentario