“El amor en los tiempos Ahumada y Robles”

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

A Carlos Ahumada y a Rosario Robles los unió más que el hambre de poder, la historia se remonta al 2001 cuando está conoció al empresario cinco meses después de concluir su jefatura de Gobierno interina, que duró de septiembre de 1999 a diciembre de 2000. 

Robles Berlanga y Ahumada sostuvieron una relación sentimental a pesar de que él estaba casado en ese tiempo.

En su libro “Los amantes del poder” la escritora Sanjuana Martínez retomó una carta de amor que Robles que le escribió a Ahumada, en la que la exfuncionaria le expresaba la suerte que tenía de tenerlo a su lado.

“Llegaste tú y contigo llego otra vez a mis manos la magia, llegaron también las maripositas en el estómago y las luciérnagas que inundaron con su luz nuestro amor. Contigo he vuelto a ser mujer, plena, llena, radiante de amor”.

Esta misiva supuestamente fue escrita en 2002, y en ella Robles dio indicios que su amor era prohibido.

“Y sé que nada de esto merezco, en el lienzo de tu vida son otras manos las que han delineado sus principales trazos. Tampoco he logrado que tú sientas que tus sueños también son los míos, soy una forastera que se metió sin permiso, cuyo nombre está prohibido, que puede mañana recoger sus maletas y no pasa nada, nada cambia y yo que quisiera llenar de flores tu jardín, bajar las estrellas y decorar con ellas cada uno de los rincones de la casa, traer el sol y también la luna, sin entender que nada de eso le está permitido a las intrusas”.

Justo esa carta fue la que vinculó al empresario con los videoescándalos de 2004 y, que, de acuerdo con el propio Ahumada, fueron filtrados con la participación de su ex amante. 

Ahumada huyó a Cuba, donde fue detenido para su deportación en abril del 2004, fue recluido en prisión por irregularidades de un contrato de 31 millones de pesos de Grupo Quart, de su propiedad y fue liberado hasta el 2007; algunos analistas y columnistas lo consideraron como preso político. 

Mientras estuvo recluido en el Reclusorio Norte recibió la visita de Robles y de su entonces esposa, Cecilia Gurza. Esta sería la última vez que ambos se vieron las caras, dijo la ex secretaria de Desarrollo Social, vinculada a proceso y que hoy se encuentra en el Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla.

En el mismo año, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) emitió una recomendación para que la Secretaría de Gobierno y la Procuraduría General de Justicia de la capital le pidiera una disculpa al argentino.

En mayo de 2009, Carlos Ahumada publicó su libro “Derecho de réplica”, en el que respondió a las acusaciones de 2004 en su contra y relata su vida en el ámbito político de México. Donde mencionó también que: “Rosario, durante el tiempo que fue jefa de Gobierno, se encontraba obsesionada con llegar a la silla presidencial”.

Ayer Carlos Ahumada fue detenido en Buenos Aires, Argentina por cargos de defraudación al fisco y se pedirá su extradición a México.

¿Casualidad que ambos personajes vinculados sentimentalmente en el pasado pasen en estos momentos sus horas más aciagas?

Noticias relacionadas