Denuncia: “El jefe” ataca a ciudadano ¿Qué hace la policía? Nada

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La tarde de ayer el usuario Loram Albonik anunció a través de su cuenta de Facebook que había sido víctima del abuso de autoridad, de la impunidad y la corrupción de la que día con día somos testigos todos los mexicanos.

Por medio de una transmisión en vivo, dios testimonio de haber sido golpeado por un sujeto que le exigía hacer el pago de una multa en ese preciso momento:

Tras ver el video ofrecemos este medio como una vía de denuncia, para que su voz llegue a más personas y sobretodo, para que no le pase a nadie más. Ioram nos cuenta que alrededor de la 1:30 de la tarde, se encontraba por la colonia Nápoles cuando le llegó un mensaje de texto, por seguridad vial se orilló para contestarlo, “No pasó ni 1 minuto cuando dos sujetos ya estaban poniéndole candado a mi moto”.

Al poco tiempo llegaron 7 personas más “de chaleco verde”, los encargados de colocar las famosas arañas y candados en la Ciudad de México, fueron por refuerzos ¿Para qué? no sabemos, 6 policías de tránsito más acudieron al lugar… ¿13 elementos por una moto que duró mal estacionada menos de 1 minuto? Cuando las “autoridades” le explicaron a Ioram que debía hacer un depósito, pidió a un amigo que lo hiciera porque él no tenía dinero en ese momento ¿Qué ocurrió después?

Un sujeto de no más de 1.65 y tez morena en una Pulsar se acercó para decirle que debía pagar, que era posible hacerlo en un Oxxo, a lo que Ioram contestó que sí, que se haría el depósito en unas horas, en cuanto tuviera dinero, la evidente molestia del sujeto, que cabe mencionar, no se identificó como ningún servidor público, no venía en patrullas, ni estaba uniformado, no se hizo esperar…

“No, esto tiene que ser ahora Güerito”, tras esto, un golpe en el rostro… Como reacción natural éste lo empujó, ¿Qué hicieron las autoridades? Gritar “dejen que se partan la madre” porque bueno esa es su labor ¿No?alentar a la violencia, permitir el abuso, y sobretodo ser cómplices de un sujeto al que además llaman: “El Jefe”.

Como si lo narrado no fuera suficiente, tras la riña, Ioram decidió resguardarse en un establecimiento ubicado en dicha colonia, calle Rochester, esquina con Pensilvania, mismo a que “El Jefe” entró para amenazar a todos por igual, hombres y mujeres, de éste y negocios aledaños, “si alguien dice algo, lo voy a matar”.

Al ver que la gente de tránsito, y seguridad no hacía nada por su bienestar, decidió llamar a Asuntos Internos, sólo de esta forma fue posible que Iomar acudiera a la Delegación, ¿Para qué? Para encontrarse con nuestra hermosa burocracia, y su lavado de manos:

– Para levantar un acta debe someterse a una evaluación médica

-La evaluación debe hacerse en “Joco”, sí al otro lado delmundo.

Llega a Joco

-Ahorita no está el otorrino

Regresa a la delegación

-”No, es que sí se debe hacer la evaluación para poder presentar cargos”

Por supuesto la paciencia es algo que impera en este joven, porque nuestro sistema de justicia está específicamente diseñado para que cualquier persona que tenga la más mínima señal de esperanza la pierda al momento de entrar al lugar.

Ioram se ha hecho los estudios correspondientes, y ahora sólo queda esperar que al menos esta vez, los agresores sean castigados,los agresores y los cómplices, porque de ninguna manera puede ser aceptable que un “servidor público” no sólo no haga nada por ayudar a un ciudadano, además forme parte de la enorme interminable red de corrupción.

Deja un comentario